Existe una asociación del 35% entre el consumo de gaseosa y la obesidad infantil

La obesidad infantil es uno de los principales problemas a los que los padres deben afrontarse actualmente. Pero este podría ser evitado si se tiene mayor cuidado con lo que consumen los niños en el día a día, siendo uno de los principales peligros las gaseosas.



Basta con analizar una botella de 600 ml (aproximadamente 2 vasos y medio). Esta puede tener hasta 17 cucharaditas de azúcar, lo cual equivale a 250 kcal y, dependiendo su sabor, hasta 50 mg de cafeína.

Asimismo, los altos índices de ácido fosfórico (en un consumo constante) pueden ocasionar un efecto desmineralizarte en huesos y dientes, haciendo descender los índices de calcio, magnesio, sodio y hierro en el cuerpo, lo que afecta directamente el crecimiento.

Por esta y otras razones, los especialistas asocian el consumo de gaseosas con la prevalencia de obesidad en los menores de edad, principales consumidores de estas bebidas en sus horas libres y en los recesos de los estudios. Ante esto, lo más recomendable es educar al niño para que por sí mismo elija la comida saludable sobre la gran cantidad de comida chatarra que se promociona en las tiendas.

Fuente: larepublica.pe

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO