Estudio desmiente que vacuna combinada esté asociada a convulsiones en niños

Aunque la vacuna combinada contra el sarampión, las paperas, la rubeola y la varicela puede causar convulsiones febriles en bebés, un nuevo estudio sugiere que eso no ocurriría en los niños más grandes.



La vacuna contra el sarampión, las paperas, la rubeola y la varicela (SPRV) está disponible en Estados Unidos desde el 2005. Combina la vacuna tradicional SPR con la de la varicela para que los niños sufran menos pinchazos.

Pero después de su presentación, se demostró que podía provocar convulsiones febriles en niños de 1 y 2 años, que es la edad a la que debe aplicarse la primera dosis.

Aunque los padres "se asustan mucho" con esos ataques, "no son peligrosos ni provocan epilepsia o trastornos convulsivos", aclaró la doctora Nicola Klein, codirectora del Centro para el Estudio de Vacunas de Kaiser Permanente, en Oakland, California.

Pero eso no responde qué riesgos podría tener la segunda dosis de la vacuna SPRV, que debe aplicarse entre los 4 y los 6 años de edad. En el nuevo estudio, los autores no hallaron pruebas de que la aplicación de la dosis a esa edad aumentara el riesgo de convulsiones febriles.  Los resultados, publicados en la revista Pediatrics, surgen de las historias clínicas de casi 87.000 niños de entre 4 y 6 años vacunados con la segunda dosis de la SPRV entre el 2006 y el 2008. Otros 67.000 habían recibido las vacunas SPR y contra la varicela por separado, el mismo día, entre el 2000 y el 2008.

Un niño tuvo una convulsión febril entre siete y 10 días después de la aplicación de la vacuna combinada SPRV. Ese período sería el de riesgo para los niños de entre 1 y 2 años. En el otro grupo, en cambio, no se registraron convulsiones.

Esto sugiere que la vacuna no aumentaría el riesgo de esos ataques en los niños más grandes. Las convulsiones febriles son muy comunes en los chicos. Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos estiman que uno de cada 25 tiene por lo menos un ataque, en especial en los primeros años de vida.

"Es más común que un niño tenga una convulsión febril por un resfrío que por una vacuna", dijo la autora, quien recomendó que los padres conversen con el pediatra sobre los beneficios y los riesgos de utilizar la vacuna SPRV versus la vacuna SPR más la de la varicela por separado.

Por otro lado, un estudio reciente descubrió que los bebés que reciben la vacuna combinada contra la difteria, el tétanos, la tos convulsa, la polio y la Haemophilus influenzae tipo 2 tienen un leve aumento del riesgo de padecer convulsiones febriles.

No obstante, nuevamente los especialistas insistieron en que el riesgo "es muy bajo" y aclararon que la vacuna no estuvo asociada con la aparición futura de trastornos convulsivos.

Klein y algunos de sus coautores declararon haber recibido fondos para la investigación de productores de vacunas como Merck, que comercializa la inmunización SPRV ProQuad.

FUENTE: Pediatrics, online 2 de abril del 2012

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO