La memoria de los adolescentes es la primera víctima de sus borracheras de alcohol

El abuso del alcohol es enormemente perjudicial para el organismo a muchos niveles. Uno de los órganos más afectados es el cerebro. En los adolescentes, las borracheras ocasionan graves consecuencias, provocándoles daños cerebrales y alteraciones que afectan a la memoria, a su capacidad intelectual y a su aprendizaje.



Así lo señala una investigación de la Fundación para el Estudio, Prevención y Asistencia a las Drogodependencias (FEPAD). Uno de los aspectos que se ha ha abordado es la problemática del consumo excesivo de alcohol por parte de adolescentes en cortos periodos de tiempo.

El denominado binge drinking (problemas con la bebida), que supone un consumo de 60 gramos de alcohol en varones y 40 en mujeres durante un intervalo temporal de dos horas, produce alteraciones estructurales y funcionales en el cerebro de jóvenes y adolescentes.

La investigación de FEPAD llevada a cabo sobre esta materia deja la evidencia de graves consecuencias como daños en el cerebro que persisten con el tiempo.

Una de las zonas afectadas es la de los lóbulos frontales, ocasionando peor rendimiento en procesos de atención, razonamiento, planificación, toma de decisiones y control comportamental.

Además, afecta al hipocampo, que es la zona relacionada con la memoria; a los dos años de seguimiento persisten las dificultades en tareas cognitivas, incluso entre jóvenes exconsumidores.

Por ello, la toxicidad del etanol (alcohol) puede alterar la plasticidad cerebral y modificar de forma irreversible ciertas regiones cerebrales en el adolescente.

Finalmente, los sujetos que comienzan a beber a una edad temprana tienen mayor riesgo de sufrir problemas de adicción al alcohol cuando son adultos.

Fuente: 20minutos.es

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO