La muerte súbita se da con mayor probabilidad temprano por la mañana o entrada la noche

La muerte súbita, la parada catastrófica e inesperada del corazón, y el proceso por el tiene lugar ha sido objeto de estudio del laboratorio del doctor Mukesh Jain, de la Case Western y del laboratorio del doctor Xander Wehrens, el CBM.



En la investigación llevada a cabo, se ha analizado la relación entre el reloj circadiano (las oscilaciones regulares en el tiempo de nuestras variables fisiológicas) y los ritmos circadianos mortales que provocan la muerte súbita, concluyendo que las probabilidades de este suceso aumentan por la mañana o bien entrada la noche.

Según explica Wehrens en la revista 'Nature', el origen de esta relación se encuentra en un controlador del reloj circadiano (Klf15) que regula el nivel de la proteína KChIP2, imprescindible en los canales de sodio-potasio de las membranas celulares, que permiten la salida del potasio al exterior de las células del músculo cardíaco.

Pero los niveles de esta proteína no son estables, si no que varían en función de los ritmos circadianos, lo cual afecta al flujo de potasio que regula la repolarización de la célula cardíaca.

En general, este proceso puede acortar o alargar el tiempo en el que el músculo del corazón tiene que vaciar la cámara de bombeo cardiaco (ventrículo), ya que la concentración de potasio está relacionada con la capacidad energética de las células musculares del corazón.

Este intervalo de tiempo para la repolarización es crítico, demasiado o muy poco tiempo, puede causar ritmos cardíacos anormales, llamados arritmias. A medida que el corazón pierde la regularidad de los latidos, éste no puede bombear sangre eficientemente.

Los estudios sobre ratones que carecían de Klf15, y ratones modificados genéticamente para producir más Klf15 de lo normal, aumentó el riesgo de arritmias mortales.

Según Wehrens, "este es el primer ejemplo de un mecanismo molecular para el cambio circadiano en la susceptibilidad a las arritmias cardíacas. Con escaso, o demasiado Klf15, los ratones experimentaban un riesgo para el desarrollo de arritmias".

Como el nivel de la proteína Klf15 está regulado por el reloj circadiano, la tasa de flujo a través del canal de potasio sube y baja según dicho reloj y, si se estropea, puede dar lugar a un cambio que produce uno de los dos problemas cardíacos conocidos vinculados a la muerte súbita.

De ahí que la mayor probabilidad de darse la muerte súbita sea en los momentos de salida del sueño, por las mañanas, o entrada la noche, ya que el sueño forma parte del mecanismo de los ritmos circadianos.

Fuente: que.es

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO