Niños al aire libre tienen menores posibilidades de desarrollar miopía

Puede ser la exposición a la luz ultravioleta, el enfocar objetos lejanos y hasta la actividad física. Lo claro es que los niños que pasan más tiempo al aire libre tienen menos posibilidades de desarrollar miopía.



Así lo concluyó un estudio de la U. de Cambridge (Gran Bretaña), presentado ayer en la reunión de la Academia Americana de Oftalmología que se realiza en Florida (EE.UU.), donde investigadores revisaron ocho estudios que involucraron a 10.400 niños, y que determinó que por cada hora adicional a la semana que los niños pasan en el exterior, reducen en un 2% este riesgo.

Según el estudio, una mayor exposición a la luz natural y/o el tiempo dedicado a buscar objetos distantes son factores clave en la disminución de la miopía: "Hay estudios que han demostrado que mucha exposición al computador y lectura con poca luz pueden desarrollar problemas de visión en los niños. Recién ahora estamos descubriendo cómo afecta en su visión la actividad al aire libre", dice a La Tercera Justin Sherwin, uno de los especialistas que dirigió el estudio. De hecho, plantea que una medida simple y sencilla para la visión es aumentar el tiempo que los niños pasan en espacios abiertos.

Según Sherwin, es probable que la exposición a la luz ultravioleta (UV) ayude. "Sabemos que al estar expuesto a esta luz se genera dopamina en la parte de atrás del ojo, lo que hace que se desarrolle", señala.

El "ojo más largo" (una de las características de la miopía) también podría estar asociado a insuficiente luz UV, a la falta de vitamina D, o a no realizar habitualmente el ejercicio de mirar lejos.

Las conclusiones del equipo de la U. de Cambridge concuerdan con otra investigación hecha por expertos chinos, que demostró que niños miopes que pasaron más tiempo jugando al aire libre, al final de dos años disminuyeron su miopía.

Ojos largos

El oftalmólogo de la Clínica Las Condes Alejandro Lutz indica que el problema de la miopía parece originarse en la acomodación del ojo. Y es que la fuerza que ejercen los músculos alrededor del globo ocular cada vez que enfocan para mirar un objeto de cerca (leer, computador, juegos electrónico portátiles) incrementaría el crecimiento del ojo a lo largo, característica de la miopía.

Para Oscar Ham, oftalmólogo infantil de la Clínica Indisa, estudios como éstos aclaran las sospechas como que los niños que leen mucho tienen más miopía. "Si estos niños juegan a la pelota, por ejemplo, seguramente no la verán nítidamente, por lo que preferirán dedicarse a la lectura y otras actividades para las que sus ojos si están enfocados", indica.

Lutz recomienda una pausa después de un esfuerzo visual (mirar por la ventana, enfocar en puntos distantes). Lo más frecuente es que los profesores sean los primeros en darse cuenta, porque los niños no copian bien de la pizarra y se acercan mucho a los libros para leer, señala Lutz.

La miopía es un defecto refractivo que impide al ojo enfocar objetos lejanos, visualizándolos en forma borrosa. Esto se produce por dos razones: porque el globo ocular es más largo de lo habitual o porque la córnea es demasiado curva.

Fuente: La Tercera

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO