Científicos hacen campaña por mejorar la imagen de la siesta.

La palabra "siesta" se origina del latín "hora sexta" para marcar unas seis horas desde la salida del sol, es decir, el momento que se sitúa poco después del mediodía para los antiguos romanos.



Hoy en día es la definición de un descanso en la tarde, que en diferentes culturas es aceptado o despreciado por igual. Para algunos es fundamental, para otros es sinónimo de vagancia o pereza.

Pero un grupo de científicos y médicos en Argentina, pertenecientes a la Sociedad Latinoamericana del Sueño (SLS), inició esta semana una campaña por el rescate del valor de la siesta.

La jornada de concientización -que se marca este sábado con el "Día Nacional de la Siesta"-, busca alertar sobre el valor de la práctica en términos fisiológicos y psicológicos para el ser humano.

Según le explicó a BBC Mundo Daniel Vigo, especialista en psicofisiología e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), el problema es que básicamente la sociedad moderna duerme menos.

"En un estudio que hicimos recientemente en las principales ciudades de América Latina -Ciudad de México, Sao Paulo y Buenos Aires- encontramos que la gente está durmiendo entre una hora y una hora y media menos que hace 50 años", señaló Vigo.

"Además, un 50% de los entrevistados, aproximadamente, mostró problemas de salud por la falta de sueño", agregó.

El estudio encontró que dos tercios de los encuestados en las tres ciudades manifestó problemas para dormir.

Los analistas contrastaron este hallazgo con datos recogidos en otros países: estudios hechos en una ciudad de Estados Unidos, otra de Italia y una región de Alemania mostraron que el porcentaje de personas con trastornos de sueño son menores, con 33%, 13% y 29% respectivamente.

"La incidencia de dificultades de sueño en una población urbana de América Latina fue significativamente elevada", dice el estudio.

Tiempos de descanso

De acuerdo a los especialistas, una siesta corta, entre 20 y 40 minutos, es suficiente para inyectar de energía nuevamente a una persona que no logra un tiempo adecuado de descanso nocturno.

"Claro que el período de recuperación depende de la necesidad de descanso de cada persona. Algunos necesitan más de 20 minutos otros con 25 minutos están bien y hay quienes precisan de los 40", dice Vigo.

"Esto ayuda a mejorar el estado de ánimo, la alerta y la productividad de la persona", agrega.

La psicóloga Viviana Vega, quien fundó el primer "Siestario" de Argentina, relaciona la falta de sueño con los diagnósticos de personas con problemas emocionales.

"Cuando uno está acelerado, irritable o con altos niveles de estrés, entre los signos cognitivos de la irritabilidad, depresión, ansiedad aparece el trastorno de sueño", le dice a BBC Mundo.

"Además, está demostrado científicamente que a largo plazo, pausas de 20 minutos, dos o tres veces a la semana, pueden favorecer el sistema coronario", apunta.

Las razones más comunes recogidas por los científicos sobre la falta de sueño son problemas personales, estrés laboral o sobreexcitación sobre eventos futuros.

"Por eso la idea es recuperar espacios o pauses productivas de descanso, cortitos, para revertir estos síntomas", explica Vega.

Estigma

Imagine la cara de su jefe si le pide media hora para tomar una siesta en su horario laboral.

En América Latina, como probablemente en el norte del continente y Europa, semejante práctica está poco aceptada, por decir lo menos.

Revertir esta concepción negativa de la siesta es también un objetivo de la jornada semanal organizada por los especialistas.

Uno de sus organizadores, Daniel Leynaud, quien es especialista en negocios e innovación corporativa, le dijo a BBC Mundo que la finalidad es también crear una cultura de aceptación empresarial.

"La idea es que se den cuenta que la siesta puede mejorar la productividad del empleado", aseveró.

En varios lugares de Asia, como China y Japón, ya existe una cultura incorporada de la siesta en ciertas áreas de trabajo.

"El problema es que no sólo hay un desprecio contra la siesta si no con el sueño en general. Está mal visto en muchas partes dormir las horas que uno tiene que dormir. Eso, pese a que dormir es tan importante como comer", dice Vigo.

"Lo que queremos es que se vuelva a tener en cuenta que la siesta es saludable y natural. No decimos que se pare de trabajar si no que se invierta el tiempo en algo saludable para después rendir mucho mejor", señaló Vega.

Las inyecciones de silicona líquida pueden provocar la muerte

El uso de silicona líquida, muy extendida en los tratamientos estéticos, aplicada mediante inyecciones en tejidos blandos como la piel o los músculos, puede llegar a provocar la muerte, según un estudio desarrollado por un grupo de investigadores estadounidenses de las universidades de Nueva Orleans, Michigan y California.



El estudio, publicado en la revista Chest, fue presentado en la última reunión anual del American College of Chest Physicians (ACCP), celebrada en Hawai (EE.UU), donde los expertos que lo realizaron explicaron que estas inyecciones “como método de embellecimiento en cirugía plástica pueden provocar la muerte”, según informa el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

Por este motivo, los investigadores involucrados en estos estudios han pedido que los centros informen a los futuros clientes “sobre las posibles consecuencias mortales que acarrean sus decisiones”.

Dentro de la reunión de expertos se presentaron tres casos que fueron tratados con este producto, un paciente falleció y las otras dos personas fueron hospitalizadas debido a daños respiratorios y nerviosos causados, al parecer, por recibir este tipo de inyecciones.

En este sentido recuerdan que los casos de efectos adversos de las inyecciones de silicona para usos cosméticos presentes en la literatura médica han aumentado significativamente, y los problemas más habituales que se presentan son neurológicos y respiratorios.

No obstante, los investigadores señalan que el uso de la silicona líquida inyectable es poco habitual en la cirugía plástica aunque su uso en intervenciones quirúrgicas realizadas en condiciones ilegales está extendido.

Fuente: mallorcadiario.com

Grasas trans, peligrosas para el corazón

Las grasas trans (antes llamadas "grasas parcialmente hidrogenadas") son utilizadas por la industria de los alimentos para retardar la caducidad de productos como la comida rápida, los alimentos fritos, la margarina, los pasteles y las galletas.



Las grasas trans son grasas vegetales tratadas de manera industrial, y pasan del estado líquido al sólido, sin nada de nutrientes y que son perjudiciales para la salud.

Los estudios realizados por diversos investigadores, han revelado que esta clase de grasas ayudan a elevar los niveles de colesterol malo, lo cual puede provocar accidentes cardiovasculares en las personas que consumen demasiadas grasas trans.

De ahí que en la Escuela de Medicina de Harvard se llevara a cabo un estudio, el cual reveló que cerca de 7 mil muertes y poco más de 10 mil infartos al año podrían evitarse si el consumo de grasas trans se reduce tan sólo en un 1 por ciento.

Cabe señalar que las grasas trans ya han sido prohibidas en Dinamarca y la ciudad de Nueva York, por el daño que causan al organismo y el aumento de riesgo de desarrollar enfermedades coronarias.

Uno de los principales problemas es que el consumo de grasas trans aumenta dramáticamente en los países menos desarrollados, ya que sus habitantes consumen los productos saturados de grasas trans porque están más al alcance de su bolsillo.

Ante esto, los productores de alimentos rápidos anunciaron que retirarían las grasas trans de sus productos de manera voluntaria, sin embargo, un estudio realizado en la American Journal of Health Promotion, reveló que los alimentos que muestran la leyenda “libre de grasas trans” en sus etiquetas, contienen una cantidad importante de este compuesto.

"Los resultados de esa investigación revelan la existencia de prácticas engañosas de etiquetado que pueden resultar en un consumo clínicamente significativo de peligrosas grasas trans, a pesar de lo que el consumidor lee en las etiquetas aprobadas por la FDA (Adminstración de Alimentos y Fármacos) de Estados Unidos", reveló el doctor Eric Brandt, líder del estudio.
El experto menciona que para evitar ingerir grasas trans, posiblemente sin saberlo, hay que saber elegir los alimentos y, por lo pronto, dejar de consumir grasas sólidas, margarina, o productos que hayan sido freídos en aceite que no se cambia, como las papas fritas, además de otros alimentos de comida rápida.

“Trate de evitar los productos procesados que se vean esponjosos y frescos, como muchos pasteles, panes y galletas, porque lo más seguro es que contengan niveles altos de grasas trans", finalizó el médico.

Leer en el baño podría ser malo para la salud

Diarios, revistas y libros han sido consumidos en ese sitio tan privado. Casi la mitad de la humanidad lo hace y muchos escritores famosos se han vanagloriado de ello. ¿Hay efectos indeseados?



La práctica está tan extendida que ameritó un estudio científico en el Bnai Zion Medical Centre en Haifa, Israel, según el diario The Guardian. Ron Shaoul, especialista en gastroenterología pediátrica, elaboró un cuestionario que fue respondido por 500 personas, mujeres y hombres, de entre 18 y 65 años y de diferentes categorías sociales y profesiones.
El 64% de los hombres y el 41% de las mujeres confesaron ser habitués de la lectura en el baño. En general, calificaron el material usado como “cualquier cosa que estuviese a mano”; lo más frecuente, el diario.

Una de las conclusiones del estudio de Shaoul es que existe poca evidencia de que haya una mayor contaminación bacterial entre quienes leen en el baño respecto de los que no lo hacen.

Val Curtis, directora del Centro de Higiene de la London School of Hygiene and Tropical Medicine y confesa practicante de la lectura en el baño, admitió por su parte que existe un riesgo higiénico -posible contaminación del diario o revista con materia fecal-, pero se trata de una probabilidad muy baja y que puede ser reducida a cero con un concienzudo lavado de manos antes de dejar el lugar.

Pero cuidado, los nuevos soportes de lectura pueden encerrar una trampa: los microbios tienen menor sobrevida en superficies absorbentes como el papel de diario, pero resisten por más tiempo en las cubiertas de plástico y especialmente -atención a los fans de las nuevas tecnologías- en las pantallas de los dispositivos electrónicos.

Eso no sería tan grave, afirma Val Curtis, ya que las mismas huellas de nuestros deshechos corporales están presentes en muchos otros objetos que tocamos a diario. Sucede que, con la evolución, el ser humano dedica más atención al riesgo infeccioso y eso lo lleva, a veces, a exagerar los riesgos de contagio.

Según BBC News, por lo menos uno de cada diez teléfonos portátiles está contaminado con materia fecal. Así lo estableció un estudio de la London School of Hygiene and Tropical Medicine a partir de muestras tomadas en unos 400 celulares en diferentes ciudades británicas. Econtraron rastros de E. coli (Escherichia coli, una bacteria que habita en el intestino humano) en al menos el 16% de los aparatos. Pero se trata de una realidad no achacable al hábito de leer en el baño sino a la ausencia del hábito de lavarse las manos con jabón.

Ahora bien, el estudio realizado en Israel en 2009 buscaba también establecer si había una correlación entre la lectura en el baño y el funcionamiento intestinal, en particular la constipación y las hemorroides.

El resultado, en este caso, fue negativo. Y la conclusión de Shaoul: la lectura en el baño es una práctica extendida, que evita el aburrimiento y es a la larga inofensiva.

Como es de suponer, el lector pasa más tiempo en el baño que el que no lo es. Además, los adeptos a esta práctica se consideran a sí mismos menos constipados que los que se abstienen de ella.

Son muchos los escritores que manifestaron públicamente su afición por ese ámbito de lectura, reporta The Guardian, como por ejemplo Lord Chesterfield, que lo calificó como un uso sabio de la necessary house, eufemística referencia de su siglo (XVIII) a los sanitarios. También el argentino Jorge Luis Borges hizo alguna vez referencia a los libros que había leído allí.

Pero el verdadero fanático de la práctica -un especialista casi- fue el novelista norteamericano Henry Miller. Leyó muchos libros en ese sitio y hasta lo recomendaba para algunas obras en particular, como el Ulysses de Joyce, o para ciertos autores, como Rabelais.

“Creemos que sentarse y leer mientras se está en el baño puede ser relajante y facilitar las cosas, dice Shaoul. Pensamos que podemos curar al mundo de la constipación con nuestra investigación”.

Una conclusión algo rápida, tal vez, ya que las opiniones están divididas. La revista Esquire publicó, también en 2009, las conclusiones de David Gutman, médico jefe de los Advanced Hemorrhoid Specialists de Ohio, Estados Unidos, quien desaconseja la lectura en el baño: “Las hemorroides derivan de unas estructuras anatómicas llamadas anal cushions (cojines anales) -como pequeños globos- encerrados en las paredes del canal anal. Cuando se incrementa la presión abdominal, estos cojines instantáneamente se llenan de sangre para formar un asiento hidráulico”.

Según Gutman, “estar demasiado tiempo sentado en el sanitario aumenta la presión en estos cojines anales y puede eventualmente convertirlos en hemorroides”.

¿Y cuánto es demasiado?, pregunta Esquire. Pues bien, de acuerdo con este especialista, todo el tiempo que excede al necesario para cumplir la función para la cual se ha inventado el baño es peligroso para la salud. Su consejo: abdicar al trono.

Fuente: Infobae

Estrés puede provocar taquicardias y desmayos por falta de oxígeno en cerebro, advierten

El estrés puede provocar taquicardias y desmayos por falta de oxígeno en el cerebro en personas que no sufren males cardiacos, mientras que en otras que ya tienen problemas en el corazón, las consecuencias pueden ser más graves, advirtió hoy el Instituto Nacional Cardiovascular (INCOR) de EsSalud.



La cardióloga de ese nosocomio, Rocío Palomino, explicó que la adrenalina generada por el estrés puede derivar en taquicardias que, en muchos casos, son bien toleradas por un corazón sano (si la frecuencia de los latidos no sobrepasa los 150 por minuto).

En caso se supere ese límite y la taquicardia fuera muy frecuente, la persona puede sufrir sensación de ahogo, sensación de desmayo o un eventual desmayo o síncope, indicó la especialista a la agencia Andina.

Sin embargo, si la persona afectada ya sufrió un infarto, o tiene una válvula del corazón comprometida, y el estrés le provoca una taquicardia, su salud se comprometería seriamente.

“Cuando un corazón ya ha tenido un problema de ese tipo, bombea a un ritmo menor y si se ve afectado por una taquicardia, la persona puede presentar un edema agudo de pulmón, o congestión del pulmón con agua”, explicó Palomino.

La especialista agregó que toda situación de ansiedad, angustia o estrés genera daños en el organismo, ya sea en el corazón, la cabeza, la piel, el estómago y otros, según cada persona.

Así, alguien estresado puede verse afectado por cuadros de gastritis, mala digestión, dolor de espalda, migraña, cólicos u otros problemas de salud, ya que cada persona tiene diferente “órgano blanco” (el más débil), que puede ser el punto del estrés.

La recomendación principal formulada por la cardióloga para combatir el estrés y reducir los niveles de adrenalina es la actividad física, como las caminatas.

Sin embargo, indicó que en algunos casos se debe buscar ayuda de un sicólogo para que determine si hay riesgo de ansiedad o depresión, y como última alternativa mencionó el uso de ansiolíticos, bajo prescripción médica.

Fuente: andina.com.pe

La aspirina reduce el riesgo de cáncer de colon en personas con alto riesgo genético

Existen varios estudios en la población general en los que se ha encontrado una relación entre el uso de dosis bajas de aspirina durante tiempo prolongado y una reducción del riesgo de padecer cáncer de colon. Ahora se publica la primera investigación en personas con riesgo genético de padecer la enfermedad que confirma estas evidencias, aunque utilizando dosis más altas de aspirina.



Según declaraciones realizadas a ELMUNDO.es por Juan Diego Morillas, de la Alianza para la Prevención del Cáncer de colon en España y del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, "desde hace bastantes años se sabe que la aspirina y los antiinflamatorios no esteroideos (AINES) disminuyen el crecimiento de los adenomas del colon. Este artículo es el primer ensayo clínico aleatorio con aspirina que confirma la disminución de la incidencia del cáncer de colon en población de alto riesgo, afectada de un síndrome hereditario de cáncer de colon (síndrome de Lynch)".

El ensayo, realizado en 16 países con cerca de 1.000 pacientes de 43 centros médicos distintos, respalda así la posibilidad de realizar fármacoprevención con el producto centenario en pacientes con un alto riesgo genético de desarrollar la enfermedad. De hecho, todos los participantes padecen Síndrome de Lynch, que representa el 5% de todos los casos cánceres colorrectales. Se trata de una enfermedad hereditaria que predispone al desarrollo de cáncer de colon y recto, aunque también en algunos casos está relacionada con un aumento del riesgo de sufrir otro tipo de tumores, como el de útero, estómago, endometrio y mama.

El cáncer de colon es uno de los tumores malignos más frecuente en España, si consideramos juntos ambos sexos. Alrededor de 14.000 personas mueren cada año por dicha enfermedad y su incidencia va en aumento. Asímismo, es la segunda causa de muerte por tumores en Europa.

Dados los datos tan favorables del ensayo clínico referido y publicados en la última edición de 'The Lancet', sus autores concluyen: "Nuestros resultados, tomados en conjunto con las nuevas investigaciones, sientan las bases necesarias para poder recomendar aspirina a los afectados por síndrome de Lynch como parte de su tratamiento estándar", declara John Burn, del Instituto de Medicina Genética de la Universidad de Newcastle (Reino Unido), y autor principal del ensayo.

La colaboración de las familias

Denominado CAPP2, el trabajo forma parte del Programa de Prevención de Adenoma/carcinoma Colorrectal (CAPP, sus siglas en inglés) que fue puesto en marcha en 1990. Se trata de un proyecto internacional destinado a recabar información sobre cómo prevenir el cáncer de colon con la ayuda de personas que están en riesgo debido a su historia familiar.

Entre 1999 y 2005, un total de 861 personas fueron divididas en dos grupos. Así mientras que 434 fueron asignados a tomar 600 mg. diarios de aspirina, 427 recibieron un placebo, durante una media de 25 meses.

Los primeros análisis estadísticos en 2007 constataron que no se habían producido diferencias en la incidencia de tumores de colon entre un grupo y otro. Sin embargo, en 2010 los beneficios de la aspirina (ácido acetíl salicílico) se empezaron a notar. Así, se produjeron 19 casos de cáncer entre el grupo de los que consumían el fármaco frente a los 34 que recibían placebo, lo que significa que el grupo tratado con aspirina tuvo un 44% menos de incidencia global.

Análisis posteriores centrados en los participantes que consumieron aspirina durante más de dos años muestran un efecto protector aún mayor: un 63% menos de incidencia de los tumores en comparación con los que siguieron con la sustancia inactiva.

Los autores de la investigación reconocen que los "efectos del antiinflamatorio se hacen visibles a los 55 meses y medio de iniciarse su uso". Admiten, no obstante, que "los mecanismos de acción protectiva retardada de la aspirina se desconocen". Propugnan que "debería establecerse cuál es la dosis quimiopreventiva más óptima y la duración del tratamiento". Cuestiones todas que tendrán que resolverse en estudios posteriores. Afortunadamente, los investigadores ya han anunciado que se va a iniciar otro ensayo (el CAPP3) que evaluará los efectos de distintas dosis de aspirina en los afectados de síndrome de Lynch.

No recomendada para todos

Andrew Chan, del Hospital General de Massachusetts, en Boston (EEUU) y autor de un editorial que acompaña al recién publicado trabajo admite que los datos no sirven para recomendar el "producto a la población general con riesgo medio de sufrir cáncer de colon. Sin embargo, el estudio sí sustenta la idea de que se considere usar aspirina para la prevención de este tipo de tumor de manera individualizada y siempre que se analicen los riesgos y beneficios de la terapia".

En opinión del experto español, "a comienzos de este año, tambien en 'The Lancet', se publicó un artículo que confirmaba la reducción de la mortalidad por cáncer de colon con aspirina en población general. Desde hace varios años la evidencia científica confirma que el producto disminuye el riesgo de padecer adenomas colónicos y, por tanto, de sufrir cáncer de colon. A pesar de ello, es inviable recomendar dicho fármaco a la población general de manera indiscriminada por el riesgo tan elevado de complicaciones".

Reconoce, en cambio, "que cada vez se propugna más la utilización del fármaco en subgrupos de población general, bien seleccionados, y que tienen varios factores que condicionan la aparición de adenomas colónicos: tabaquismo, obesidad abdominal, hiperlipemia, intolerancia a la glucosa y que sean del sexo varón".

Fuente: elmundo.es

Yoga y estiramiento alivian el dolor de espalda crónico, según un estudio

Tanto las clases regulares de yoga como las de ejercicios de estiramiento alivian el dolor y mejoran la movilidad en las personas con problemas crónicos en la parte baja de la espalda, según indica una investigación estadunidense.



El estudio, publicado en Archives of Internal Medicine, observó a más de 200 adultos con dolor en la parte baja de la espalda y halló que quienes practicaban ambos tipos de actividad informaban más mejoras en los síntomas después de tres meses que los pacientes que sólo recibían un libro con consejos sobre cómo prevenir y controlar el dolor.

"Aquí hay una opción que vale la pena probar", dijo Karen Sherman, del Group Health Research Institute en Seattle, quien dirigió el estudio.

El hallazgo de que el yoga y el estiramiento tengan efectos prácticamente iguales implica que probablemente es el estiramiento en el yoga -y no los componentes de la práctica ligados a la relajación o la respiración- lo que ayudó a mejorar los síntomas vinculados con el dolor y la funcionalidad, indicaron los expertos.

Para el estudio, el equipo dividió a 228 adultos con dolor de espalda de larga data en tres grupos.

Los pacientes de los primeros dos grupos asistieron a clases semanales de yoga o de estiramiento durante 12 semanas y se les pidió que practicaran por su cuenta entre clases, sobre todo focalizados en elongar y fortalecer la parte baja de la espalda y las piernas.

Los pacientes del tercer grupo recibieron un libro con ejercicios relacionados al dolor de espalda y consejos de estilo de vida, además de información para manejar los ataques de dolor.

Luego del programa de 12 semanas, las personas que habían asistido a las clases grupales presentaban resultados mucho menores en un cuestionario que midió cuánto el dolor interfería con sus actividades diarias.

El cuestionario calificó el nivel de "discapacidad" diaria en una escala de cero a 23, donde 23 era la más severa. A las 12 semanas, los grupos que habían ejercitado habían pasado de una calificación inicial de 10 entre quienes hacían yoga o 9 en el grupo de estiramiento a entre 4 y 5 en ambos grupos.

Las personas que recibieron el libro comenzaron con un registro promedio de 9 y a las 12 semanas habían bajado a alrededor de 7.

El 60 por ciento de las personas del grupo que hizo yoga informó mejoras en el nivel de dolor, comparado con el 46 por ciento en la cohorte que realizó ejercicios de estiramiento y apenas el 16 por ciento de quienes sólo recibieron el libro.

Tres meses después del final de las clases, las mejoras en los síntomas eran similares en las personas que habían hecho estiramiento o yoga, y eran mejores en el grupo sin ejercitar.

"Sabemos desde hace tiempo (...) que el ejercicio es bueno para aliviar el dolor de espalda", dijo Timothy Carey, de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, que escribió un comentario publicado junto al estudio.

Fuente: Milenio

Beber más líquidos reduce riesgo de cáncer de vejiga

Para llevar a cabo el estudio Jiachen Zhou, candidato doctoral de epidemiología de la Universidad de Brown, y colegas, evaluaron la ingesta de líquidos de casi 48,000 hombres que participaron en un estudio a largo plazo. Los hombres, que tenían entre 40 y 75 años de edad cuando se inscribieron en el estudio en 1986, respondieron a un cuestionario sobre la ingesta de líquidos cada cuatro años durante más de dos décadas.



Los investigadores hallaron que los hombres con una mayor ingesta diaria de líquidos, o sea los que bebían más de diez tazas (2,531 mililitros) al día, experimentaban una reducción de 24 por ciento en el riesgo de cáncer de vejiga. Los autores del estudio concluyeron que los médicos deben indicar a sus pacientes que beban muchos líquidos bajos en azúcar.

Aunque esta relación entre el consumo de líquidos y el riesgo de cáncer de vejiga se descubrió hace diez años, el estudio halló que la asociación es más firme entre los hombres más jóvenes. Esto podría deberse al hecho de que los hombres bebían menos a medida que envejecían, sobre todo agua, apuntaron los investigadores en un comunicado de prensa de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research).

Los hallazgos del estudio fueron presentados el 24 de octubre en la Conferencia internacional sobre las fronteras en la investigación sobre la prevención del cáncer de la AACR, en Boston. Las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar como preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Fuente: HealthDay

El consumo de cannabis puede producir efectos similares a la esquizofrenia

El abuso de marihuana conduce a la descoordinación de funciones, especialmente en la corteza del cerebro, que llevaría al individuo a mostrar comportamientos similares a los de este diagnóstico.



El consumo de cannabis afecta a las funciones neuronales y psicomotrices, además de los ya consabidos de memoria y concentración. Estos problemas pueden denegerar y desembocar en otras funciones más graves neurofisiológicas y de conducta. La actividad cerebral se descontrola y se vuelve inexacta, con efectos similares a lo que ocurre con la esquizofrenia, tal y como ha sido demostrado en un estudio elaborado por la Universidad de Bristol, en Inglaterra.

El doctor Matt Jones, coordinador del proyecto, ha señalado que el consumo de cannabis puede desembocar a un desarrollo "desorquestado" de las funciones cerebrales. "El abuso de la marihuana es común entre los enfermos de esquizofrenia y estudios recientes han mostrado que el ingrediente psicoactivo de la marihuana puede inducir síntomas de esquizofrenia en individuos sanos", expuso Jones. El principal órgano del sistema nervioso se vería afectado hasta tal punto que sus secciones actuarían con una falta de coordinación que se reflejaría en la conducta del individuo.

El experimento estuvo basado en un grupo de ratas a las que se les suministró un principio que actúa de igual modo al que lo hace la marihuana. Los roedores tuvieron problemas en aspectos como la toma de decisiones y la memoria al verse interrumpidas las ondas cerebrales que se enviaban a través del hipocampo y la corteza prefrontal. Estas dos regiones cerebrales son las que coordinan estas funciones del individuo, y es ahí donde se desarrolla la patología de la esquizofrenia.

El estudio, que ha sido publicado en la revista Journal of Neuroscience, tuvo como referencia la medición de la actividad eléctrica neuronal de las ratas. Los animales, una vez inoculada la sustancia, tenían un mayor nivel de desorientación al colocarlas en laberintos y tenían más dificultades al tomar decisiones. "Este resultado es importante para entender el origen de algunas enfermedades psiquiátricas", señaló Matt Jones.

Fuente: hechosdehoy.com

Las papas fritas es el alimento que más engorda

Como nunca antes ha sucedido la Universidad de Harvard ha presentado uno de los estudios sobre alimentación más completos. Durante más de 20 años se han estudiado los hábitos alimenticios, y también la forma de vida de más de 120.000 personas, con la intención de conocer que actividades provocan sobrepeso y cuales son los alimentos que más engordan.



Los resultados, señalan que el alimento que más engorda son las patatas fritas, provocando que las personas que las consumen habitualmente ganen peso de forma mucho más rápida. Lo que mas engorda, es la forma como se cocinan para hacerlas fritas, ya que absorbe demasiado aceite.

El consumo en general de alimentos que contienen almidones y carbohidratos no dan sensación de saciedad y aumentan la sensación de hambre, por lo que se suelen consumir más de lo necesario. Los siguientes alimentos que más engordarían son los refrescos con azúcar, el alcohol, las carnes rojas y los cereales refinados.

Por otro lado, los cereales integrales, el yogur, las fibras, frutas y hortalizas son los que menos engordan e incluso ayudarían a adelgazar. Estos alimentos deben estar presentes de forma regular en toda dieta sana. Y es que el estudio señala que la falta de actividad física, una vida sedentaria también provocarían sobrepeso.

De hecho, el estudio demuestra que las personas que duermen menos de 6 horas al día engordan una media de un 31% más que las personas que duermen más de ocho horas. Por lo que es fundamental para no ganar sobrepeso dormir y descansar suficiente, hacer ejercicio, realizar siempre una dieta rica y variada, y comer más veces pero menos cantidad. Lo que conocemos ahora gracias a este estudio, es que los alimentos que tomamos, y sus cantidades, influyen más a la hora de engordar que otros factores como puede ser la actividad física.

Fuente: Globedia

Consumo de café puede proteger contra el cáncer de piel

Además de ser una bebida placentera, el café reduce las probabilidades de padecer basalioma, la forma más común de cáncer de piel, hallazgo difundido hoy en esta capital.



Análisis de dos estudios que involucraron a más de 70 mil personas mostraron que beber más de tres tasas de café al día reduce el riesgo de padecer ese tipo de cáncer.

Investigaciones previas realizadas con ratones a los que se aplicó una crema hecha a base de café mostraron las propiedades anticancerígenas de esa planta.

Sin embargo, en pruebas con humanos ese vínculo no había quedado demostrado.

Las propiedades del café contra el tumor de próstata habían sido probadas en otras investigaciones, las cuales expusieron que consumir seis tasas de esa infusión al día disminuye el riesgo de padecer esa enfermedad.

También otro estudio realizado en Japón en el 2008 reveló que podía prevenir el cáncer en el cuello del útero.

La nueva pesquisa, aporta más evidencias sobre los efectos positivos de esa bebida para la salud.

"Nuestro estudio indica que el consumo de café puede ser una opción importante para ayudar a prevenir el cáncer de piel", señaló Fengju Song, uno de sus autores.

En Estados Unidos se diagnostican cada año cerca de un millón de casos de basalioma, por lo que factores dietéticos como el consumo diario de café, aunque tenga efectos protectores modestos, tendría un impacto en la salud pública, indicaron los científicos.

Fuente: Prensa Latina

Niños al aire libre tienen menores posibilidades de desarrollar miopía

Puede ser la exposición a la luz ultravioleta, el enfocar objetos lejanos y hasta la actividad física. Lo claro es que los niños que pasan más tiempo al aire libre tienen menos posibilidades de desarrollar miopía.



Así lo concluyó un estudio de la U. de Cambridge (Gran Bretaña), presentado ayer en la reunión de la Academia Americana de Oftalmología que se realiza en Florida (EE.UU.), donde investigadores revisaron ocho estudios que involucraron a 10.400 niños, y que determinó que por cada hora adicional a la semana que los niños pasan en el exterior, reducen en un 2% este riesgo.

Según el estudio, una mayor exposición a la luz natural y/o el tiempo dedicado a buscar objetos distantes son factores clave en la disminución de la miopía: "Hay estudios que han demostrado que mucha exposición al computador y lectura con poca luz pueden desarrollar problemas de visión en los niños. Recién ahora estamos descubriendo cómo afecta en su visión la actividad al aire libre", dice a La Tercera Justin Sherwin, uno de los especialistas que dirigió el estudio. De hecho, plantea que una medida simple y sencilla para la visión es aumentar el tiempo que los niños pasan en espacios abiertos.

Según Sherwin, es probable que la exposición a la luz ultravioleta (UV) ayude. "Sabemos que al estar expuesto a esta luz se genera dopamina en la parte de atrás del ojo, lo que hace que se desarrolle", señala.

El "ojo más largo" (una de las características de la miopía) también podría estar asociado a insuficiente luz UV, a la falta de vitamina D, o a no realizar habitualmente el ejercicio de mirar lejos.

Las conclusiones del equipo de la U. de Cambridge concuerdan con otra investigación hecha por expertos chinos, que demostró que niños miopes que pasaron más tiempo jugando al aire libre, al final de dos años disminuyeron su miopía.

Ojos largos

El oftalmólogo de la Clínica Las Condes Alejandro Lutz indica que el problema de la miopía parece originarse en la acomodación del ojo. Y es que la fuerza que ejercen los músculos alrededor del globo ocular cada vez que enfocan para mirar un objeto de cerca (leer, computador, juegos electrónico portátiles) incrementaría el crecimiento del ojo a lo largo, característica de la miopía.

Para Oscar Ham, oftalmólogo infantil de la Clínica Indisa, estudios como éstos aclaran las sospechas como que los niños que leen mucho tienen más miopía. "Si estos niños juegan a la pelota, por ejemplo, seguramente no la verán nítidamente, por lo que preferirán dedicarse a la lectura y otras actividades para las que sus ojos si están enfocados", indica.

Lutz recomienda una pausa después de un esfuerzo visual (mirar por la ventana, enfocar en puntos distantes). Lo más frecuente es que los profesores sean los primeros en darse cuenta, porque los niños no copian bien de la pizarra y se acercan mucho a los libros para leer, señala Lutz.

La miopía es un defecto refractivo que impide al ojo enfocar objetos lejanos, visualizándolos en forma borrosa. Esto se produce por dos razones: porque el globo ocular es más largo de lo habitual o porque la córnea es demasiado curva.

Fuente: La Tercera

Los muñecos musculosos abren la puerta a la vigorexia

La vigorexia es un trastorno alimentario más propio de los hombres caracterizado por un “excesivo” culto al cuerpo que tiene su origen en el ideal estético de los cuerpos musculados, cada vez más frecuentes en la publicidad, el cine, el deporte e incluso los muñecos, que podrían ser el origen de este tipo de trastornos.



Así lo ha asegurado el psicólogo y jefe de Gestión del Conocimiento e Investigación del Instituto de Trastornos Alimentarios (ITA) de Barcelona, Antoni Grau, en el marco de unas jornadas científicas sobre los trastornos de la alimentación que se están celebrando en la sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), organizadas por el Instituto Tomás Pascual y la Fundación Instituto de Trastornos Alimentarios (FITA).

De hecho, según ha explicado este experto, en declaraciones a Europa Press, un estudio internacional presentado recientemente analizó la anatomía de diferentes muñecos infantiles de las últimas dos décadas, observando como “cada vez estaban más hipermusculados”, lo que a su juicio “afecta bastante a un posible trastorno posterior”.

“Igual que otros estudios han determinado que las barbies eran imposibles anatómicamente porque eran muy delgadas, ahora se ha visto que estos muñecos tienen una musculatura imposible de desarrollar prácticamente sin un trastorno”, explica Grau.

De hecho, aunque este trastorno se inicia al final de la adolescencia, numerosos expertos apuntan a que en realidad “puede comenzar antes en cuadros subclínicos” para manifestarse años más tarde.

Además, el estudio analizaba los juguetes de las últimas dos décadas en las que, según este experto, es cuando se ha producido un mayor incremento de casos de vigorexia en España. Actualmente afecta a uno de cada 2.000 hombres, “una prevalencia bastante alta en trastornos mentales”.

No obstante, Grau puntualiza que para que la presión social sobre el ideal estético de los cuerpos musculados derive en este trastorno, los afectados deben presentar “ciertas vulnerabilidades psicológicas” que favorezcan su desarrollo.

“En realidad estas personas tienen un intenso miedo a parecer débiles y enclenques”, explica este experto, recordando que muchos presentan “experiencias prematuras traumáticas, como burlas de pequeño sobre un aspecto débil y enclenque, o una baja estatura, y ahora intentan compensar el daño que les ha hecho esto en su autoestima con una hipermusculatura”.

Generalmente, las personas con vigorexia suelen realizar largas sesiones de “ejercicio físico compulsivo”, de más de 6 horas diarias, siguen una “dieta muy desequilibrada” con alto consumo de proteínas, y más del 50 por ciento utiliza hormonas anabolizantes, además de otro tipo de sustancias para aumentar su rendimiento como cocaína, efedrina o speed.

Además, apunta Grau, estas personas cada vez se aíslan más de la sociedad porque, “al estar tan obsesionadas con el culto a su cuerpo, evitan los restaurantes donde no controlan la dieta, todo tipo de relaciones sociales, gran absentismo laboral, y sobre todo mucho aislamiento social”.

LA INFERTILIDAD, EL IMPULSO PARA COMENZAR A TRATARSE

Aunque este experto asegura que estas personas “son bastante conscientes de que están enfermos”, en muchos casos es necesario que aparezca algún efecto secundario propio de su vigorexia, como la hipertensión arterial, un cáncer o infertilidad, para iniciar un tratamiento.

“Muchos de ellos piden ayuda a partir de que se les diagnostica un problema de infertilidad, causa clásica del abuso de anabolizantes”, explica Grau.

Además, otro motivo para detectar este problema es la presencia de otra psicopatología asociada, como la depresión. “A raíz de ahí es cuando se ve que detrás hay un trastorno vigoréxico”.

Lo que desde luego descarta este experto es que las lesiones musculares puedan ayudar al diagnóstico del problema ya que “cuando aparecen lesiones no paran, y lo que hacen es empeorar el cuadro”.

“El sobrentrenamiento es uno de los cuadros más frecuentes, y cursa con un descenso brusco del rendimiento, con mayor ansiedad y trastorno del estado de ánimo, por lo que acaban recurriendo más a sustancias que les ayuden a continuar ejercitándose.

Aunque todavía no hay datos que demuestren cuál es el tratamiento más adecuado en estos casos, la experiencia demuestra que un tratamiento que combine un control dietético y ayuda psicológica hace que “el trastorno remita en muchos pacientes”.

Asimismo, Grau reclama una mayor concienciación social al igual que sucede con otros trastornos alimentarios como la bulimia o la anorexia.

Fuente: mallorcadiario

El ejercicio mejora la movilidad de los espermatozoides

La Actividad física logra mejorar la calidad espermática y por tanto la fertilidad masculina, señala un estudio realizado por la Universidad de Yamaguchi en Japón.



Efectivamente, aquellos hombres que practican una cantidad moderada de ejercicios tienen espermatozoides con mayor movilidad "uno de los parámetros de la fertilidad"

Es que la movilidad del espermatozoide refiere a la capacidad de los espermatozoides de nadar y desplazarse hacia un óvulo.

Asimismo, quienes hacían ejercicio ligero o extenuante, no lograron tan buenos resultados en sus pruebas de esperma como este grupo de ejercicio moderado.

"El ejercicio es un componente de un estilo de vida sano en general que contribuye a la salud reproductiva. Este estudio, que usa la frecuencia, la intensidad y la duración para cuantificar la cantidad de ejercicio que hace un sujeto, muestra que una rutina moderada de ejercicio podría ser recomendada para mejorar modestamente los parámetros del semen en los hombres que no tienen afecciones conocidas que afecten su capacidad reproductiva", señaló en un comunicado de prensa de la ASRM su presidenta electa, Dolores Lamb.

Vía: Medline Plus

Reprimir el llanto no favorece la salud

A veces no queda otro remedio, pero llorar es bueno. O de otro modo, reprimir el llanto no favorece la salud. Aunque llorar sea una respuesta del cuerpo revestida de lo emocional, en realidad la respuesta a por qué lloramos es biológica.



Con el lloro se limpia el lagrimal, se consigue una adecuada hidratación del ojo y se liberan hormonas del bienestar. Como explica Consumer, el estrés conduce a una sobrecarga de estas últimas y, al llorar, se eliminan provocando los mismos efectos que los analgésicos opiáceos.

Raquel Molero, psicóloga de adultos de ISEP Clínic Barcelona, explica que estas sustancias operan en multitud de procesos, como la oxitocina, "que libera la madre cuando está cerca del hijo y le aporta sensación de calma. Del mismo modo, después de haber llorado mucho, queda una sensación de bienestar por la liberación de estas sustancias", agrega. Así pues, llorar es beneficioso.

Un calmante natural
El detonante del llanto son alteraciones del ánimo de intensidad elevada, sobre todo negativas, como pensamientos dañinos, malas noticias, tristeza o rabia, aunque también las emociones positivas, como una alegría muy intensa, informan Molero y Marc Planella, psiquiatra adjunto de la Unidad de Agudos del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, de Sant Boi (Barcelona). Otra causa del lloro es la empatía.

Ante todos esos disparadores, los expertos no dudan: el principal beneficio de llorar es su efecto como calmante natural. Permite reducir la intensidad de las emociones fuertes y trabajar con ellas para solucionar problemas.

A medida que las lágrimas resbalan por las mejillas, "disminuye el nivel de angustia", dice Planella. "Poco a poco la persona se relaja, se calma, se reduce la carga emocional y aumenta la lucidez para trabajar desde una parte más racional. El afectado consigue que esas emociones intensas se hagan más pequeñas y manejables", explica Molero.

Enseñar al niño a llorar
Por el contrario, reprimir el llanto no favorece la salud. Sin embargo, socialmente tiene una connotación de debilidad y muchas personas, en su mayoría hombres, tienden a cohibirse. Según detalla Molero, se reprime porque, a través de la educación, se insta a los niños y a los hombres a no llorar.

Por este motivo, es crucial que desde la infancia se eduque a los niños para que expresen sus sentimientos y comuniquen sus emociones. Según Molero, "ocurre como con una olla a presión, si una persona las reprime al límite y no se permite derramar lágrimas cuando lo necesita, cuanta más presión tenga, esa emoción se manifestará de forma más incontrolable".

Otras consecuencias de aguantar el llanto es que se contiene más rabia y agresividad y muchos trastornos de ansiedad se somatizan cuando se bloquean todas las emociones, entre otras, con manifestaciones en la piel.

Un exceso de llanto puede ser señal de trastorno
Planella aclara que "llorar tampoco es preventivo" de depresión o de trastornos de ansiedad. No evita tener una patología mental -que depende de determinados factores de la personalidad de cada uno-, pero puede paliar los síntomas de esas enfermedades en un momento concreto

El lloro sano, según destaca este psiquiatra, es proporcional al motivo que lo desencadena. No es normal si se asocia a síntomas como no dormir, sufrir angustia, dejar de comer, perder peso, sentirse sin ánimo de hacer nada, estar muy tristes, no moverse de la cama, tener ganas de morirse o ideas suicidas. En estos casos, podría ser una señal de trastorno mental.

Marc Planella advierte de que la sociedad ha cambiado y, en ocasiones, "se medicaliza" el tratamiento de sentimientos, como la tristeza, que son naturales y que el ser humano debe sobrellevar.

Fuente: 20minutos

Recomiendan caminatas de 30 minutos diarios para evitar depresión en adultos mayores

Los adultos mayores deben caminar durante 30 minutos diarios para no dejarse ganar por la depresión, renovar su estado de ánimo y evitar posibles fracturas como consecuencia de la falta de actividad física, recomendó hoy el Ministerio de Salud (Minsa)



Las caminatas pueden dividirse en lapsos acumulativos, es decir, se puede realizar tres sesiones diarias de 10 minutos cada una.

El Ministerio aconsejó también que, previo a iniciar las caminatas, los adultos mayores hagan cinco minutos de diferentes ejercicios de estiramiento para movilizar sus articulaciones.

Otra recomendación importante es que las personas mayores opten por usar las escaleras en vez de ascensores y que se movilicen en bicicleta, con lo que mejorarán sus sistemas cardiovascular y respiratorio y reducirán el estrés.

Especialistas del Minsa afirmaron que una forma de mejorar el estilo de vida de las personas mayores de 60 años es la recreación activa mediante paseos, danzas, bailes, eventos deportivos y lúdicos.

La actividad física de forma regular favorece la salud física y mental y fortalece la calidad de vida. Evita que las personas padezcan de enfermedades coronarias, disminuye el sobrepeso, obesidad y la grasa abdominal que puede originar diabetes o enfermedades cardiacas.

Por cada 167 mujeres con cáncer de mama, dos varones sufren este mal

Por cada 167 casos de cáncer de mama que se presentan en mujeres, hay dos hombres afectados por ese mal, por lo que es necesario que ellos también se practiquen una autoexploración preventiva y que acudan al médico apenas detecten una anomalía, sostuvo hoy el gerente de la Liga de Lucha contra el Cáncer, José Méndez.



Según señaló, el año pasado en la Liga se detectó a dos varones con cáncer de mama y este año también se registraron dos casos, uno de ellos en un paciente de solo 32 años y sin antecedentes familiares de cáncer.

Recordó que por lo general, el cáncer no presenta síntomas y que para descubrirlo es necesaria la autoexploración.

“Inclusive, en los hombres el autoexamen es más fácil, porque hay menos tejido. Es importante que se sepa que cualquier bultito o secreción es señal de alarma”, indicó en declaraciones a la agencia Andina.

Insistió en que todas las mujeres deben hacerse una mamografía a partir de los 40 años y si se tiene antecedentes familiares de cáncer, la prueba debe practicarse 10 años antes, es decir a los 30 años, pero la autoexploración debe comenzarse a los 25 años.

Méndez indicó que el año pasado la Liga registró más de 165 mil atenciones y este año cerrará con más de 185 mil a nivel nacional, tanto en prevención como en diagnóstico definido y también en el tratamiento de cánceres incipientes.

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO