Mil casos nuevos de cáncer de cuello uterino atiende cada año el INEN




Alrededor de mil casos nuevos de cáncer de cuello uterino atiende anualmente el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), informó hoy el jefe de Ginecología Oncológica de esa entidad, Manuel Álvarez, al señalar que la mayoría de éstas acuden con el mal en estado avanzado. Álvarez Larraondo explicó que este millar de pacientes se suman a los casos que ya están siendo sometidos a tratamientos

de quimioterapia y radioterapia desde hace cinco o diez años atrás . El 40 por ciento de dichos casos procede de Lima.

“El cáncer de cuello uterino se origina principalmente por el virus del papiloma humano que demora entre 15 y 20 años en volverse cáncer. Es el tiempo que las mujeres que lo padecen han descuidado su salud al no hacerse un examen tan simple como el papanicolao”, dijo el especialista.

En declaraciones a la agencia Andina, el oncólogo indicó que el 80 por ciento de mujeres con cáncer se someten al diagnóstico del mal cuando su enfermedad se encuentra en estadío II y III, es decir, cuando las posibilidades de curarse llegan al 70 y 30 por ciento, respectivamente.

La situación más crítica la viven aquellas mujeres que descubren el cáncer en estadío IV, fase que ofrece no más de cinco por ciento de probabilidades de curarse.

“Solo el 12 por ciento de pacientes son diagnosticadas con el cáncer de cuello uterino en estadío I. En esta etapa las posibilidades de superar la enfermedad son del 90 por ciento, es casi seguro que se recuperen”, comentó Álvarez.

Refirió que las pacientes en estadío I pueden ser sometidas a una cirugía; mientras que aquellas en estadío II, III y IV solo tienen a la radioterapia y quimioterapia como posibilidad de tratamiento entre cinco y diez años.

Álvarez explicó que dicho cáncer es generado principalmente por el virus del papiloma humano, transmitido del hombre a la mujer durante las relaciones sexuales y, en menor medida, por el tabaco, la mala alimentación, defensas bajas y otros virus.

Sugirió a las mujeres evitar la promiscuidad y alimentarse correctamente, además de someterse a un examen anual de papanicolao a partir de los 30 años, a fin de evitar, prevenir o diagnosticar a tiempo el referido cáncer.

Lamentó, no obstante, que en los sectores periféricos de las ciudades se carezca de equipos médicos o personal debidamente capacitado para realizar el papanicolao que, si bien tiene una efectividad del 25 por ciento en el descarte, su práctica reiterada cada año puede diagnosticar lesiones precancerosas fáciles de curar.

“Es una enfermedad de las inequidades, porque la mayoría de mujeres que la padecen no tienen postas cerca de su casa, tienen bajo nivel educativo, son pobres y no reciben la información adecuada”, añadió.

Sobre la vacuna contra el virus del papiloma humano que el Estado peruano aplica gratuitamente a las niñas de 10 años, Álvarez destacó que la misma podrá reducir la incidencia del mal en 75 por ciento, lo que se reflejará dentro de 15 años.

Detalló que dicha vacuna tiene la propiedad de expulsar los virus "16" y "18" de los 13 causantes del cáncer de cuello uterino. Dichos virus son los más peligrosos para las mujeres y representan el 75 por ciento de riesgo.

El cáncer de cuello uterino afecta a 23 de cada 100 mil mujeres en Lima y a 46 de cada 100 mil en Trujillo. El índice de mortalidad por este mal es de 12 por cada 100 mil mujeres en dichas ciudades.

A nivel mundial, la tasa de incidencia llega a 34 por cada 100 mil mujeres, mientras que la de mortalidad alcanza a 16 por cada 100 mil.

Fuente: Andina

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO