Vitamina C no previene ni cura los resfríos, aclara el Ministerio de Salud


El consumo de vitamina C, que se incrementa en la temporada de invierno, contrariamente a lo que se cree no previene ni cura el resfrío, e incluso si se ingiere de manera excesiva podría ocasionar trastornos digestivos y cálculos renales. Lo advirtió el especialista de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), Leandro Huayanay. “La vitamina C es necesaria para

varias funciones de nuestro organismo y fortalece sus defensas, ya que se sabe que su deficiencia por largos periodos de tiempo produce escorbuto. Actualmente se la relaciona con la posibilidad de prevenir y curar resfriados, pero recientes estudios han demostrado que esto es imposible, pues a lo mucho sólo puede disminuir el tiempo de duración de los síntomas", dijo.

Sin embargo, añadió, "si es utilizada en exceso no fortalecerá más nuestras defensas, por el contrario podría generar efectos no deseados y perjudiciales para la salud”, explicó.

El experto señaló que el consumo de vitamina C es fundamental para el desarrollo y mantenimiento del buen estado del organismo, pero si esta ingesta es en forma excesiva podría generar molestias en el sistema digestivo, como dolor estomacal, diarreas, náuseas, vómitos, acidez y calambres estomacales, además de bajar el nivel de defensas de la persona.

“Si se consumen suplementos vitamínicos sin que los necesite el organismo no se logra ningún efecto beneficioso, más bien puede existir la posibilidad de que resulte perjudicial”, agregó.

Los especialistas de la Digemid explicaron que, como en todo tema relacionado con el cuidado de la salud, lo más importante es la prevención, y lo más indicado para ello es proporcionar a nuestro organismo la vitamina C –y en general todas las vitaminas– de manera natural, es decir consumiendo frutas y verduras que las contienen.


“La vitamina C o ácido ascórbico es soluble en agua y apenas se acumula en el organismo, por lo que es necesario que la consumamos diariamente y eso es muy fácil, pues podemos encontrarla en frutas como naranja, mandarina, limón y cítricos en general; además de la guayaba, kiwi, mango, piña, caqui, melón, fresa; y en verduras como la col, coliflor, col de Bruselas, brócoli, espinaca, así como en el pimiento y el tomate”, detallaron.

Por ello dijeron que para cubrir la necesidad de vitamina C que requiere el organismo basta con incluir en nuestra dieta diaria una ración de ensalada y una o dos frutas que la contengan.

Antes de finalizar, los expertos reiteraron que es muy difícil que se registre una sobredosis de vitamina C consumiendo alimentos naturales, pues generalmente se presenta debido a la ingesta abundante de suplementos vitamínicos, por lo que la mejor manera de poner fin a las complicaciones y molestias que provoca el excedente es dejar de consumirla.

“Es recomendable que antes de consumir suplementos de vitamina C se cuente con una adecuada información y, en todo caso, pasar por una evaluación profesional”, concluyó.

Fuente: Andina

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO