Nuevo estudio analiza los paros cardíacos ligados al deporte



Un estudio realizado en Francia sugiere que los atletas jóvenes representarían sólo una fracción del total de paros cardíacos asociados con el deporte, ya que la mayoría de esos eventos -en los que el corazón se detiene sin aviso- ocurriría en adultos que practican deportes recreativos. Los resultados aparecen luego de varias muertes súbitas en el campo de juego, como la de Wes Leonard, jugador de baloncesto de un

colegio secundario de Michigan que se desplomó después de lanzar una pelota ganadora.

Los autores del nuevo estudio documentaron 820 casos de paro cardíacos asociado con el deporte en cinco años. Eso representa entre cuatro y cinco muertes anuales por millón de habitantes, aunque la tasa real sería aún más alta.

"No podemos transmitir el mensaje de que la práctica deportiva es peligrosa para la salud", dijo el doctor Eloi Marijon, del Centro de Investigación Cardiovascular de París.

Los resultados, según el equipo de Marijon, demuestran la importancia de realizar rápidamente las maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP) cuando una persona cursa un paro cardíaco.

Los datos surgen de combinar los informes de los servicios de ambulancia que atendieron paros cardíacos en personas que estaban haciendo ejercicio y los comunicados de prensa sobre esas emergencias.

El equipo analizó paros cardíacos asociados con el deporte que ocurrieron entre el 2005 y el 2010 en adolescentes y adultos de 60 de los 96 distritos de Francia.

Cincuenta de los 820 casos fueron en atletas competitivos de entre 10 y 35 años. Eso indica que, en promedio, ese grupo sufrió más paros cardíacos que la población general: 10 por millón de personas al año.

"Ese es uno de los hallazgos más importantes. Quizás esos jóvenes son más propensos a morir de muerte cardíaca", dijo el doctor Kim Harmon, especialista en medicina del deporte de la University of Washington en Seattle, y que revisó los resultados para Reuters Health.

Aun así, más del 90 por ciento de todos los paros cardíacos ocurrió durante la práctica de deportes recreativos, como andar en bicicleta o trotar, según publica la revista Circulation. Se trataba de hombres saludables de entre 35 y 65 años.

Menos de un tercio de las personas con paro cardíaco recibió RCP. En esos casos, la probabilidad de sobrevivir se triplicó. En total, 253 participantes llegaron con vida al hospital y 128 sobrevivieron.

Cada año, unos 300.000 estadounidenses tienen un paro cardíaco y la mayoría muere.

Durante años, los médicos debatieron si se debería evaluar a los atletas competitivos para detectar pequeños defectos cardíacos que podrían causar paro cardíaco. Pero, para Marijon, eso sería muy difícil de implementar en el caso de los atletas recreativos.

Además, se desconoce si los beneficios de la pesquisa poblacional superarían los costos y el riesgo de los "falsos-positivos" (resultados anormales que no habrían causado problemas).

Los expertos coinciden en que lo que ayuda a prevenir la muerte en personas con paro cardíaco es la administración inmediata de RCP o la desfibrilación, que es un choque eléctrico al corazón para restablecer el ritmo normal.

Según dijo Harmon, nada hace pensar que la frecuencia de estos eventos sea muy diferente en Estados Unidos comparado con otros países.

FUENTE: Circulation, online 25 de julio del 2011

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO