Botox contra la incontinencia urinaria


El botox, las inyecciones de la toxina botulínica tipo A, no sirven solo para intentar retrasar la decadencia de la belleza. Tienen más aplicaciones y más importantes. A partir de ahora podrá usarse para tratar a pacientes con incontinencia urinaria, entre otros nuevos usos médicos aprobados el miércoles por las autoridades sanitarias estadounidenses.

La nueva aplicación del Botox recibió el visto bueno de la agencia regulatoria de los medicamentos y los alimentos, la FDA, para ser administrada a personas con esclerosis múltiple o lesión de la médula espinal que sufran de incontinencia urinaria y deben tratarse con medicación o catéter.

“La incontinencia urinaria asociada con trastornos neurológicos puede ser difícil de manejar”, dijo George Benson, director adjunto de la división de productos urológicos o de reproducción de la FDA. “Botox ofrece otra opción de tratamiento para estos pacientes”, explicó.

El nuevo método permite a los médicos inyectar botox en la vejiga de un paciente, donde relaja los músculos, y permite que se almacene más orina. Estudios clínicos mostraron que estas inyecciones pueden disminuir los episodios de incontinencia urinaria durante un período de nueve meses.


El Botox, comercializado por la empresa estadounidense Allergan, con sede en California, también fue aprobado para el tratamiento de la migraña crónica, la sudoración axilar severa, los espasmos de párpado y ciertos tipos de rigidez muscular, indicó la FDA.

El medicamento está hecho de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum. En otras formas esta bacteria puede causar un tipo mortal de intoxicación por alimentos llamada botulismo, según los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

Fuente: Mallorcadiario

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO