Oir música durante horas está ligado a la depresión mientras que leer reduce el riesgo


Un estudio revela que los adolescentes escuchan música porque están deprimidos o para escapar de la depresión. En contraste, la investigación subraya también que mientras más tiempo dedique a la lectura, menor es el riesgo de sufrir la enfermedad.
El estudio, dirigido por el Dr.Brian Primack, un profesor asistente de medicina y pediatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh...

...concluyó que los adolescentes que escuchaban música más a menudo... en lugar de frecuentar otros medios como la televisión y los libros — estaban en mayor riesgo de tener un trastorno depresivo mayor (TDM), comparados con adolescentes que escuchan música con menos frecuencia.

Conforme aumentaba el nivel de uso de la música, los adolescentes tenían un riesgo 80% mayor de depresión, según el estudio que dio a conocer Time Healthland.



El estudio no midió el tiempo que cada joven pasaba escuchando música, pero basándose en datos previos, los autores del estudio concluyeron que la mayoría de los jóvenes tendían a escucharla al menos cuatro o cinco horas al día, señaló Time Healthland.

"En este punto, no está claro si las personas deprimidas comienzan a escuchar más música para escapar, o si escuchar grandes cantidades de música puede conducir a una depresión, o ambas", dijo Primack en una declaración.

Leer reduce el riesgo

En contraste, los investigadores encontraron que leer libros tenía una asociación opuesta: cada vez que aumentaba el tiempo dedicado a la lectura, el riesgo de depresión de los adolescentes bajó 50%, señaló Time Healthland.

Para el estudio, los investigadores encuestaron a 106 participantes de edades entre 7 y 17 años durante dos meses; 46 participantes habían sido diagnosticados previamente con depresión.

En promedio, los adolescentes tenían más probabilidades de estar viendo una película o la televisión cuando los investigadores llamaron (26% del tiempo).

Los adolescentes dijeron estar escuchando música el 9% del tiempo, seguido por el uso de Internet y los videojuegos (6% cada uno) y, por último, la lectura de medios impresos (0.2%).

Según una nota de los investigadores: "Debido a que había tan pocos individuos que utilizaron las revistas y/o periódicos, combinamos estos datos con los libros en una sola categoría de medios de comunicación impresos".

De todos los medios de comunicación reportados, sólo la música mostró una asociación significativa con un mayor riesgo de depresión. Pero eso no significa necesariamente que la música provoque depresión; para algunos adolescentes deprimidos, incluso la música puede ayudar.

"La tristeza es un tema común en la música popular, y podría ser que los individuos con depresión atiendan estos mensajes para sentirse menos solos en su tristeza. A la inversa, también puede suceder que los individuos con TDM elijan música alegre para "desconectar" sus estados de ánimo negativos o para mejorar su ánimo. Otros investigadores sugieren que la fuerte exposición a temas oscuros en la música popular podría contribuir al desarrollo de condiciones como el TDM".

Aunque las conexiones entre la depresión y varios tipos de medios de comunicación son significativas, se necesita más investigación para comprenderlas mejor, sobre todo teniendo en cuenta la información contradictoria, señala Time Healthland.

Pero por ahora, Primack dijo que los resultados pueden ser una vía para que los padres detecten a un adolescente con problemas potenciales. "Puede ser útil para la gente el ayudar a detectar señales a través de comportamientos comunes como escuchar música", dijo.

El estudio se publicó en la edición de abril de Archives of Pediatric and Adolescent Medicine, señaló Time Healthland, reportó CNN.

Fuente: Andina

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO