Se puede detectar algunos tipos de cáncer a partir de la saliva


Las universidades de Keio, Japón, y de California, EE.UU., lograron detectar con rapidez varios tipos de cánceres a través de un test de saliva, confirmaron ayer investigadores. Esta nueva técnica permite detectar altas probabilidades de cáncer de boca, mama y páncreas.

Se analizaron muestras de saliva de 215 personas diferentes. Dentro de ellas había pacientes con cáncer e identificaron 54 sustancias cuya presencia permite detectar la enfermedad, indicó un comunicado de la Universidad de Keio.

En otros análisis, se logró detectar 99% de los casos de cáncer de páncreas existentes, 95% de los de mama y 80% de los de boca. La realización de este test llevaría, como máximo, mediodía, según los investigadores.

PRECISIÓN


Amplio rango. Esta nueva tecnología detecta hasta 500 sustancias diferentes en la saliva.


Fuente: El Comercio

La obesidad y el sedentarismo son factores de riesgo artrítico


La obesidad y la inactividad física pueden aumentar el peligro de artritis, sobre todo en las mujeres, aseguró un estudio realizado en Estados Unidos y Canadá por científicos del Instituto de Investigaciones Toronto Western y divulgado por la revista Arthritis Care & Research.

En ambos países la artritis es la principal causa de discapacidad física tanto en personas de edad media como avanzada y se cree que aumentará en los próximos años debido al envejecimiento de la población.

Según cifras del Centro de Datos sobre Artritis, más del 21 por ciento de los estadounidenses adultos (46 millones) sufrían en el 2005 artritis o algún otro problema reumático. De ese total, más del 60 por ciento eran mujeres.

En Canadá, el Informe sobre Salud Comunitaria indicó que en ese país un 15.3 por ciento de la población (4.3 millones) padece alguna forma de artritis. También en este caso el número de mujeres es mayor que el de hombres.

En comparación, tanto en Canadá como en Estados Unidos la proporción de hombres que padecen el problema es similar, indicaron los científicos.

De acuerdo con el estudio, la incidencia de artritis y otros problemas reumáticos entre los estadounidenses es de 18.7 por ciento. Entre los canadienses, el nivel es de 16.8 por ciento.

Al discriminar la incidencia de la enfermedad por género, los científicos explicaron que en las mujeres estadounidenses es de 23.3, mientras que en las canadienses es de 19.6 por ciento.

``Nuestro estudio sugiere que la mayor incidencia de artritis en Estados Unidos puede ser consecuencia de una mayor obesidad y la inactividad física en el país'', manifestó Elizabeth Badley, científica del instituto y coautora de la investigación.

Según los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, alrededor de un tercio de la población tiene problemas de obesidad o exceso de peso.

``Las iniciativas de salud pública que promuevan un peso saludable y la actividad física (...) podrían ayudar a reducir la incidencia de la artritis y otros problemas reumáticos'', añadió.

Fuente:
El Nuevo Herald

Dejar el cigarrillo puede ayudar a reducir el estrés: estudio


Los fumadores suelen decir que necesitan un cigarrillo para calmar sus nervios, pero un estudio británico halló que los niveles de estrés crónico pueden bajar después de que una persona abandona el hábito.

Un estudio entre 469 fumadores que intentaron dejar de fumar después de ser internados por enfermedad cardíaca identificó que aquellos que se alejaban de los cigarrillos por un año reportaban un menor nivel de estrés.

Los nervios prácticamente no sufrieron cambios en los pacientes cardíacos que volvieron a fumar, de acuerdo a los investigadores de Barts y The London School of Medicine and Dentistry.

El estudio, publicado en la revista Addiction, apoyó la teoría de que, al menos para algunas personas, fumar de hecho agrava el estrés crónico.

"Los fumadores a menudo ven a los cigarrillos como una herramienta para manejar el estrés y los ex fumadores a veces vuelven a fumar con la idea de que eso los ayudará a soportar un evento angustiante en su vida", dijo el investigador Peter Hajek a Reuters Health.

Sin embargo, los estudios demostraron que los no fumadores tienden a reportar un menor estrés que los fumadores.

La razón de esa diferencia no está muy clara, pero podría significar que las personas más propensas al nerviosismo tienen más probabilidad de asumir el hábito.

Por otro lado, fumar puede generar estrés a largo plazo, incluso si las personas sienten que les proporciona un alivio temporario de situaciones difíciles.

El estudio de Hajek halló que la mayoría de los 469 fumadores -el 85 por ciento- creían al comienzo del seguimiento que el cigarrillo les permitía lidiar con el estrés en alguna medida. La mitad dijo que el hábito los ayudaba "mucho" a soportar los nervios.

Pero un año más tarde, los participantes fueron nuevamente interrogados y el 41 por ciento no había vuelto a fumar.

En promedio, el equipo de Hajek encontró que los abstemios mostraban una reducción del 20 por ciento en sus niveles reportados de estrés, mientras que los pacientes que habían vuelto a fumar tenían pocos cambios en la percepción acerca de sus nervios.

La relación entre la abstinencia y el menor estrés se mantuvo cuando los investigadores consideraron factores como la edad y educación de los pacientes, la cantidad de cigarrillos que fumaban antes de dejar y cuán altos estaban sus niveles de estrés al comienzo del estudio.

Los investigadores dijeron que los resultados apoyaban la idea de que la dependencia al cigarrillo es en sí misma una fuente crónica de estrés.

"Cuando los fumadores dependientes no pueden fumar, debido a que el período sin cigarrillos se extiende, tienden a sentirse más y más tensos, irritables e incómodos", aseguró Hajek.

"El cigarrillo alivia ese estado estresante y esta es probablemente la principal razón por la cual los fumadores creen que fumar los reconforta", agregó.

Una persona que fuma 20 cigarrillos por día, por ejemplo, esencialmente atraviesa 20 situaciones estresantes por día, cuando sus niveles de nicotina en el cuerpo caen. Una vez que la persona deja de fumar -y supera el período inicial de abstinencia-, tendrá 20 momentos menos de estrés", explicó.

Hajek dijo que su estudio sugiere que dejar de fumar puede no sólo beneficiar la salud física del fumador, sino también su bienestar mental.

El Café y el té son “buenos para el corazón”


Según un estudio realizado durante 13 años en Holanda “El consumo diario de varias tazas de café o té parece proteger contra los ataques al corazón”.

Distintas investigaciones sugieren que “ambas bebidas tienen efectos beneficiosos sobre la salud”.

Según el estudio, que se realizó con 40 mil personas, “aquellos que beben más de seis tazas de té por día reducen en un tercio el riesgo de padecer enfermedades del corazón. También corren menos riesgo aquellos que acostumbran tomar de dos a cuatro tazas de café”.

Pero con el café “el efecto protector no se incrementa luego de la cuarta taza. Los grandes bebedores no corren mayor riesgo de morir a causa de un paro cardíaco que quienes lo hacen más moderadamente”.

En Holanda acostumbran ‘mezclar tanto el café como el té negro con un poquito de leche. Hay contradicciones acerca del efecto que la leche tiene sobre los polifenoles, que se cree son el componente más beneficiosos del té’.

El café, tiene propiedades que ‘en teoría pueden a la vez reducir y aumentar el riesgo, pues puede incrementar los niveles de colesterol a la vez que combate los problemas de inflamación vinculados a las enfermedades cardíacas’.

El estudio publicado en la revista de la Asociación Estadounidense del Corazón, indicó que “el consumo entre dos y cuatro tazas de café por día disminuía los riesgos cardíacos en un 20%”.

La profesora Yvonne van der Schouw, líder el estudio, manifestó que “Básicamente se trata de buenas noticias para aquellos que gustan del té y el café. Parece que ambas bebidas son buenas para el corazón y no aumentan el riesgo de morir por otras causas”.

Ellen Mason, de la Fundación Británica del Corazón indicó que “El estudio parece confirmar que beber café y té con moderación no es dañino para la mayor parte de la gente, y puede incluso reducir el riesgo de padecer o morir a causa de problemas cardíacos”.

Pero que “lo verdaderamente importante es tener un estilo de vida saludable”.”Por ejemplo, fumarse un cigarrillo mientras se toma café, o beber litros de té sentados por horas frente al televisor, sin hacer ningún tipo de ejercicio, difícilmente va a ser bueno para el corazón”,

Fuente - Foto : Momento 24

Las ‘vuvuzelas’ y los problemas de salud


Las ‘vuvuzelas’ no son solo el terror de los futbolistas en el Mundial. Las trompetas plásticas también causan problemas auditivos, por lo que aumentó la demanda de tapones para las orejas en las farmacias y comercios de Sudáfrica.

Sin embargo, las trompetas también pueden esparcir gérmenes. Un estudio realizado en Londres halló que gotas de líquido salen del extremo de la ‘vuvuzela’ y advirtió a los fanáticos no usarlas si están enfermos.

Ruth McNerney, de la Escuela Londinense de Higiene y Medicina Tropical, señala que si alguien con una infección en el pecho o la garganta usa la ‘vuvuzela’ en un lugar lleno de gente, esparcirá su infección a muchas personas.

También están los ‘labios vuvuzela’”: labios del usuario frecuente que se han inflamado el doble de su tamaño, como si hubieran sido picados por abejas. “Hay veces que cuando soplo por largo tiempo, se me hincha”, dice Romeo Martin, un residente de Ciudad del Cabo que admite que sopla su trompeta más de 100 veces al día.

SIN SONIDO. En tanto, la televisora francesa Canal+ TV ofreció transmisiones de todos los partidos del Mundial sin el ruido de las ‘vuvuzelas’, utilizando una tecnología que separa las frecuencias para bloquear el atronador sonido de las trompetas en los estadios en Sudáfrica.

Fuente:
Peru 21

Consumir arroz integral puede reducir los riesgos de padecer diabetes


"La gente que corre el riesgo de padecer diabetes debería prestar atención a su consumo de carbohidratos y sustituir los carbohidratos refinados con granos enteros”, dijo Qi Sun, investigador en nutrición en la Facultad de Salud Pública de Harvard y líder de un estudio publicado recientemente y difundido por el sitio Health.com.

Comer más de dos porciones de arroz integral a la semana (aproximadamente 340 gramos), podría disminuir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en un 16% de las personas. Reemplazar estas porciones de arroz blanco con granos enteros en general, disminuye 36% los riesgos de padecer diabetes.

El arroz blanco es producido mediante la remoción de las capas de la cáscara del arroz integral. Está comprobado que estas capas contienen los nutrientes, como magnesio y fibra insoluble, que ayudan a proteger al cuerpo contra la diabetes.

El arroz blanco también podría contribuir al riesgo de padecer diabetes porque hace que los niveles de azúcar en la sangre aumenten de forma más rápida que con el arroz integral. A esto se le llama tener un índice glucémico alto.


La diabetes tipo 2 se desarrolla cuando el cuerpo pierde sensibilidad a la insulina, una hormona que ayuda a convertir el azúcar en la sangre (glucosa) en energía. Comer muchos alimentos con índice glucémico alto, como carbohidratos refinados, está asociado al riesgo de padecer diabetes.

Aunque los investigadores controlaron en el estudio los factores dietéticos y de estilo de vida (como consumo de carne, tabaquismo y actividad física), es probable que los hallazgos reflejen parcialmente el tipo de gente que tiende a preferir el arroz blanco en comparación con el integral.

Por ejemplo, la ingesta de arroz integral está asociada a una dieta y “un estilo de vida más sano”. La gente que comía más arroz integral realizaba más actividades físicas, eran más esbeltos y comían más granos enteros, y no fumaban ni tenían antecedentes familiares de diabetes.

De hecho, aunque el arroz integral es más nutritivo que el blanco, el estudio no necesariamente muestra que el arroz blanco contribuya a la diabetes, dijo a Health.com la doctora Loren Wissner Greene, profesora adjunta de medicina en el Centro Médico Langone, en la Universidad de Nueva York.

"El arroz integral ayuda porque contiene más fibra y puede proteger contra la diabetes, pero el arroz blanco puede no incrementar el riesgo”, dijo Greene.

Rumsey dijo que al menos la mitad de la ingesta diaria de granos debería ser de granos enteros.

"Hay que procurar los alimentos integrales, como el pan de granos enteros, los sándwiches de granos enteros o las pastas mixtas”, dijo. “Hay muchos granos enteros como la cebada, la avena y otros, y es muy fácil cocinar con ellos”.

Hay que revisar los ingredientes en las etiquetas de información nutrimental al momento de comprar comida, dijo Rumsey. Los primeros ingredientes deberían decir “granos enteros” o “avena entera”, y los alimentos deberían tener al menos tres gramos de fibra por porción.

"Los granos enteros tienen más fibra, vitaminas, minerales y proteínas, así que hay una mayor carga nutricional que con carbohidratos refinados como el arroz blanco o el pan blanco”, dijo.

El humo del tabaco eleva el riesgo de trastornos mentales


El humo ambiental de los cigarros aumenta el riesgo de estrés psicológico y de enfermedades mentales en adultos sanos. Un nuevo estudio británico vincula de forma objetiva la exposición al humo ambiental en no fumadores con la posibilidad de desarrollar alguna patología mental.

Un equipo de la Universidad de Londres ha utilizado un análisis de saliva que estableció los niveles de cotinina (metabolito de la nicotina). Se trata del primer estudio que demuestra de forma prospectiva y objetiva una relación entre el humo ambiental y la salud mental en una muestra representativa de la población general, según publica el diario El Mundo.

Para llevarlo a cabo ha contado con la participación de 5.560 adultos no fumadores y con 2.595 fumadores (todos con una media de edad de 50 años) sin historial previo de patología psiquiátrica. Los autores establecieron la salud mental de los participantes a través del Cuestionario de Salud General, que permite establecer el estrés psicológico, además de 'medir' los síntomas de depresión y ansiedad y los problemas con el sueño, entre otros problemas.

Los ingresos por trastornos psíquicos a lo largo de los seis años de seguimiento también se incluyeron en la investigación, así como los niveles de cotinina en saliva

El riesgo de estrés psicológico fue más elevado en los participantes más expuestos al humo ambiental en comparación con aquéllos cuyos niveles del metabolito de la nicotina no eran detectables.

Los investigadores apuntan que se deberían llevar a cabo más ensayos para establecer los posibles mecanismos biológicos por los que la exposición al humo repercute en la salud mental.

Fuente:
COPE

La obesidad y el asma están asociados: estudio


Un nuevo estudio confirmó que existe una relación entre la obesidad y el asma.

Varias investigaciones ya habían demostrado la asociación entre ambas enfermedades, que crecieron en las últimas tres décadas, señaló en la revista Allergy la doctora Jun Ma, del Instituto de Investigación Médica Palo Alto, en California.

El equipo de Ma analizó las respuestas de 4.500 hombres y mujeres a una encuesta llamada National Health and Nutrition Examination Survey entre el año 2005 y el 2006.

Del total de participantes, un tercio tenía sobrepeso y otro tercio, obesidad. El 41 por ciento era alérgico y el 8 por ciento era asmático. Ambas enfermedades están asociadas en algunas personas.

El 12 por ciento de los obesos tenían asma, a diferencia del 6 por ciento de los participantes con peso normal. Y la posibilidad de desarrollar la enfermedad respiratoria aumentó con el índice de masa corporal (IMC) y la circunferencia de cintura.

El riesgo de asma se triplicó en la mayoría de los participantes obesos.

Pero se desconoce por qué ambas condiciones estarían asociadas. Algunos creen que se debería a la inflamación sistémica de bajo grado que produce la obesidad, mientras que otros lo atribuyen a la resistencia a la insulina, la hormona reguladora del azúcar en sangre, que preanuncia la aparición de la diabetes.

El 37 por ciento de los participantes eran diabéticos o resistentes a la insulina, pero el estudio no halló pruebas de que la resistencia fuera responsable de la relación. La alergia tampoco estuvo asociada con esta variable ni con el peso corporal.

Los resultados no establecen la posibilidad de que la insulina sea el nexo entre la obesidad y el asma, dijo Ma a Reuters Health. Existirían otros motivos potenciales de esa compleja asociación, agregó la autora.

FUENTE: Allergy, publicado online el 7 de mayo del 2010.

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO