Un donante en óptimas condiciones puede donar hasta doce órganos


Una persona que fallece y su organismo se encuentra en óptimas condiciones puede donar hasta doce órganos y con ello salvar la vida de varias personas, señaló hoy el presidente ejecutivo de EsSalud, Fernando Barrios Ipenza, quien hizo un llamado a la población para que tome conciencia de la importancia de donar órganos.

“Es una oportunidad de ser solidarios y trascender en la vida donando nuestros órganos una vez que fallezcamos. Y para ellos se necesita la voluntad de las personas consignando en su DNI o firmando el libro de donantes de todos los hospitales”, subrayó Barrios en declaraciones a la agencia Andina.

El funcionario destacó que del cuerpo de una persona fallecida se pueden extraer doce órganos principales: dos córneas, un corazón, un hígado, un páncreas, dos pulmones, dos riñones, además de piel, huesos y tejidos.

Tras destacar que en lo que va del presente año ya se han practicado en EsSalud 90 transplantes de órganos, Barrios precisó si embargo que aun están en lista 4 mil pacientes en espera de riñón, mil de páncreas, 20 de hígado, 4 de corazón y 3 de pulmón.

Por ello hizo un especial llamado a los familiares del donante para que respeten la voluntad de sus seres queridos que aceptaron ofrecer sus órganos para ser transplantados.

Informó que desde que se realizó el primer transplante en el Perú, hace 40 años, estas intervenciones se han ido perfeccionando. “La ciencia ha avanzado y nuestros profesionales se han preparado", dijo.

Dijo que los estándares de donaciones de órganos indican que en otros países, como España, existen 35 donantes por cada millón de habitantes. En Argentina hay más de 20 donantes, pero en el Perú hay solo dos donantes por cada millón de ciudadanos.

“Es una de las cifras más bajas del mundo. Lo cual no está bien porque uno tiene que ser consciente de que este caso le puede tocara cualquiera de nosotros o a un familiar”, manifestó el titular de EsSalud.

Remarcó la necesidad de desmitificar esta práctica y explicó que la donación de un donante cadavérico solo procede cuando se expide un certificado médico contundente que hay una muerte cerebral, “que es distinto al estado de coma, donde hay posibilidades de recuperación”.

Recordó que Essalud realiza el 90 por ciento de los trasplantes de órganos que se realizan en el país y es la única institución que efectúa trasplantes de corazón, hígado, páncreas y pulmón.

Además de ello realiza trasplantes de riñón, córnea y médula ósea.
Destacó que en EsSalud el transplante de órganos es totalmente gratis para los asegurados, mientras que en las clínicas privadas no existe autorización para este tipo de intervenciones. “Tiene que ser solo en hospitales públicos”, anotó.

Dijo, sin embargo que para tener una idea del costo que tendría un transplante en una clínica privada, señaló que solo una intervención compleja al corazón cuesta al menos 50 mil dólares.

Barrios Ipenza refirió que en cada hospital de EsSalud existe una Oficina de Procura, donde pueden registrarse las personas interesadas en conocer más sobre la donación y desean acreditar su voluntad de ser donante. También pueden comunicarse al teléfono 265-3829.

Para concretar un trasplante se necesita que exista compatibilidad entre donante y receptor. Esto significa que deben -entre otros factores- tener el mismo tipo de sangre, similar peso y talla. A ello se agregan aspectos clínicos a ser evaluados por un equipo médico.

Casos

Durante el lanzamiento de la campaña para promover la donación de órganos y tejidos -que se realizó esta mañana en Chorrillos, como parte de las actividades que EsSalud realiza con ocasión de conmemorarse este 23 de mayo el Día Nacional del Donante- estuvo presente Daniela Diez Dávila, quien cumplirá 9 años de vida en julio y mañana 18 de mayo, 8 años de haber recibido dos segmentos del hígado de su padre, Roberto Diez.

También brindó su testimonio Rosario Hidalgo Valenzuela, de 35 años, de profesión enfermera y que se convirtió en la primera transplantada de páncreas y riñón, así como reemplazo de duodeno, gracias a los familiares de una persona que falleció y decidió donar todos sus órganos.

Ella sufría de diabetes e insuficiencia renal crónica Terminal. Hace años perdió la visión de un ojo a causa de la diabetes.

Otro beneficiario de transplante es Alfonso Arboleda Arana (68), quien hace 7 años recibió en donación el corazón de un joven de 27 años que murió en un accidente de tránsito, y desde entonces pudo desarrollar su vida con total normalidad.

También estuvo presente la adolescente de 17 años Orfelinda Espinoza Artigada, quien desde hace tres años urge de un riñón, por lo que su vida se limita a permanecer en una silla de ruedas y a recibir tres tratamientos de hemodiálisis diarios.

Similar figura es que la que presenta Luz María Guillén Pérez, de 39 años de edad, quie hace cinco años requiere de un hígado e vista que su calidad de vida se encuentra muy limitada a actividades que requieren de poco esfuerzo.

“Me canso fácilmente y los doctores me han dicho que lo único que me queda es un transplante de hígado”, insistió.

Ambas pacientes hicieron un llamado a los potenciales donantes para que se sensibilicen con los miles de casos como el de estos pacientes y les den la oportunidad de vivir con normalidad.

Fuente: Andina

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO