Chocolate negro: bueno para el corazón

Comer 7,5 gramos diarios de este producto reduce en 27% el riesgo de infartos y en 49% el de apoplejías, reveló un estudio alemán.

Una onza de chocolate negro puede reducir el riesgo de enfermedades al corazón gracias a los flavonoles que contiene el cacao, reveló un estudio de The European Heart Journal. En tanto, el chocolate blanco no tiene ningún beneficio contra este tipo de males.

“Lo bueno es que el chocolate no es tan malo como pensábamos. Lo malo, al menos para algunos, es que la cantidad que necesitamos es baja: entre seis y ocho gramos al día es suficiente”, sostuvo Brian Buijsse, responsable del informe.

El estudio de Nuthetal señala que ingerir una media de 7,5 gramos diarios de chocolate puede reducir en 27% el riesgo de sufrir ataques al corazón y en 49% el de apoplejías, en comparación con personas cuyo consumo medio es de 1,7% gramos.

El chocolate blanco no tiene ningún valor en la prevención de estas enfermedades pues “no contiene masa de cacao, solo azúcar y mantequilla de cacao”, a diferencia del chocolate con leche, que contiene en torno a un 30 por ciento y el negro, que posee un 40 por ciento o más.

Además, el epidemiólogo advirtió de que las “pequeñas cantidades de chocolate podrían ayudar a prevenir enfermedades solo si sustituyen a otros alimentos de alto contenido energético como los aperitivos” y no a comidas saludables. “Comer grandes cantidades de chocolate es probable que cause un aumento de peso, pues el chocolate contiene mucho azúcar y grasa”, añadió Buijsse.

DATO

Para el estudio se examinó a 19.357 entre 35 y 65 años, que fueron seguidas durante 10 años


Fuente: Peru21.pe

La vitamina D previene la gripe y las crisis asmáticas: estudio

El uso de suplementos de vitamina D durante el invierno y el comienzo de la primavera ayudó a prevenir la gripe estacional y las crisis asmáticas en un estudio con alumnos japoneses.

La idea de la investigación, explicó a Reuters Health el doctor Mitsuyoshi Urashima, surgió de un estudio previo que había analizado si la vitamina D podía prevenir la osteoporosis.

Los autores observaron que quienes consumían vitamina D eran tres veces menos propensos a tener los síntomas del resfrío y de la gripe.

Eso hizo que el equipo de Urashima, de la Escuela de Medicina de la Universidad Jikei, en Tokio, asignara al azar a un grupo de niños de entre 6 y 15 años suplementos de vitamina D3 (1.200 unidades internacionales por día) o un placebo durante la temporada de resfríos y gripe.

La vitamina D3, o colecalciferol, es de rápida absorción y más potente que la vitamina D2, o ergocalciferol, que es la forma más común hallada en las multivitaminas.

Durante el estudio, realizado entre diciembre del 2008 y marzo del 2009, 31 de los 167 niños que tomaban placebo contrajeron influenza A, el virus más común, comparado con 18 de los 167 que tomaban vitamina D.

Ese segundo grupo fue además un 58 por ciento menos propenso a contagiarse la influenza A, publicó el equipo en American Journal of Clinical Nutrition.

La vitamina D también suprimió las crisis asmáticas en niños con antecedentes de la enfermedad. Dos niños tuvieron esos ataques durante el estudio, a diferencia de 12 de los niños que tomaron placebos.

Urashima admitió estar un poco sorprendido por ese resultado y espera confirmarlo con un nuevo ensayo aleatorio en niños con asma.

El doctor Adit Ginde, de la Escuela de Medicina de la University of Colorado Denver, que no participó en la investigación, dijo a Reuters Health: "Es la primera vez que un estudio tan riguroso demuestra que el uso de suplementos de vitamina D reduce un tipo de influenza en un ensayo clínico específico".

Hace un año, el equipo de Ginde publicó un estudio que demostró que los asmáticos con bajos niveles de vitamina D tenían cinco veces más riesgo de resfriarse o adquirir una gripe.

En el estudio en Japón, el uso de los suplementos no previno la influenza B, que tiende a aparecer más tarde que la gripe A en la temporada de frío.

Ginde dijo que no existe una explicación sólida de por qué la vitamina D previno la influenza A y no la influenza B. "El sistema inmune lucha contra varios virus de distinta manera. Este resultado debe explorarse en detalle", señaló.

Según el estudio, dar suplementos de vitamina D a los niños durante el invierno reduciría los casos de influenza A.

Urashima sugirió que deberían tomar 1.200 unidades internacionales por día a partir de septiembre para prevenir la gripe y los ataques asmáticos en la temporada de influenza, aunque aconsejó que los padres consulten primero con el pediatra.


FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 10 de marzo del 2010.

Expertos señalan al tabaquismo pasivo como tercera causa de muerte


Neumólogos andaluces y extremeños reunidos en Sevilla, en el XXXVI congreso anual de la Asociación de Neumólogos del Sur (Neumosur), calculan que el tabaquismo pasivo se cobra cada año en España unas tres mil víctimas por enfermedades cardiovasculares, neoplásicas y respiratorias, lo que lo convierte en la tercera causa evitable de muerte en nuestro país.

Se calcula que el tabaco «está detrás de los 3.000 fallecimientos anuales de personas que son fumadoras pasivas», dijo ayer el presidente de Neumosur, el doctor Francisco Álvarez, profesional muy ligado a la lucha contra esta dependencia. Y es que el tabaquismo centrará una parte importante del congreso que se abría ayer en Sevilla para analizar entre otros aspectos los datos presentados recientemente por el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNTP), en los que se alertaba que un millar de trabajadores de la hostelería fallecían al año como consecuencia de enfermedades relacionadas «íntimamente» con este hábito pernicioso.

De hecho Neumosur utilizará su reunión anual para pedir a todas las partes implicadas -administraciones, empresarios, fumadores, y a los propios profesionales sanitarios-, un mayor esfuerzo y compromiso para combatir el tabaquismo. Así demandan a la Administración la prohibición completa de fumar en espacios públicos, y a los fumadores, mayor sensibilidad y conciencia del daño que hacen a quienes conviven con ellos, y especialmente a los niños, fumando en casa.


De la misma forma instana sus colegas médicos a aprovechar el diagnóstico de las enfermedades asociadas al tabaco para motivar al fumador a abandono el hábito y a incorporar en ese momento un plan terapéutico adecuado de deshabituación tabáquica. Asimismo, el congreso debatirá sobre el incremento de las consultas pediátricas por enfermedades respiratorias, procesos relacionados con obstrucciones pulmonares y cánceres. Según dijo Álvarez, muchos de estos problemas tienen entre sus desencadenantes factores de riesgo «como el consumo de tabaco de los padres en el mismo domicilio».

Al hilo de ello, el presidente de Neumosur aludió al «caso chino», un país «en el que los hombres fuman muchísimo, a diferencia de sus esposas que no son nada fumadoras, pero en el que paradójicamente va en aumento la incidencia de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) en las mujeres». Para este especialista, la causa que está detrás de este incremento inusual de EPOC «es precisamente el consumo pasivo de tabaco».

Cómo dejarlo

En cuanto a las medidas para dejar de fumar, aseguró que, pese a que se pueda pensar lo contrario, «no existe una dosis de consumo menos nociva de tabaco. El tabaco no es como el alcohol, cuyo consumo moderado puede ser incluso hasta beneficioso», enfatizó.

Más del 90 por ciento de los casos en los que el fumador diario decide reducir el número de cigarrillos que consume al día para intentar dejar de fumar fracasa. Por este motivo, el espacilista abogó por erradicar falsos mitos, «como también el que dice que al dejar de fumar se engorda, cuando precisamente lo que hacemos es mejorar nuestro estado de salud». De hecho, resaltó que «a las pocas horas de dejar de fumar el corazon ya empieza a bombear mejor», una mejoría que a las semanas «se extiende en la mejoría de la piel y la capacidad respiratoria de la persona, entre otros beneficios».

Entre otras medidas colectivas los expertos piden endurecer la actual Ley Antitabaco, prohibiendo fumar en todos los espacios públicos cerrados; ahondar en la política de precios del tabaco, crear unidades hospitalarias especializadas que cuenten con psicólogos; y subvencionar los tratamientos que se han comprobado efectivos.

Fuente: ABC de Sevilla

El Estreñimiento: Principal problema de los estudiantes

Aprende a prevenir conociendo un poco más del estreñimiento y sus consecuencias para la salud.



Hoy en día el estreñimiento es muy común entre los universitarios; el estrés, la ansiedad, los malos hábitos de alimentación y el sedentarismo son las causas más comunes de este mal.



En esta ocasión, la Dra. Marinalva Santos Bandy, Licenciada en nutrición y dietética y Directora del Programa Académico de Nutrición y Dietética de la Unifé responderá las dudas sobre este tema.


Fuente: Universia / Vimeo


La dieta tiene poder antiinflamatorio para frenar la diabetes, obesidad y cáncer, según expertos

En declaraciones a Europa Press, Martínez explicó que esta es la conclusión de uno de los principales estudios presentados en el II Congreso de la fesnad, celebrado hasta hoy en Barcelona, y subrayó que esta aseveración subyacía en el pensamiento médico, pero ahora se ha constatado.

"Algunos alimentos tienen un mayor nivel de antioxidantes que evitan la inflamación", teniendo en cuenta que ésta, a su vez, "ejerce de disparador de enfermedades como la diabetes, la obesidad y la dislipemia", remarcó el catedrático de Nutrición de la Universidad de Navarra.

El investigador del Instituto Tecnológico de Massachussets y de la Facultad de Medicina de Boston, bioquímico y doctor en Medicina Barry Sears explicó en el congreso la importancia del papel antiinflamatorio de la Dieta de la Zona, que propone la proporción de 40% de hidratos de carbono, 30% de proteínas y 30% de grasas con aporte extra de Omega 3.

La inflamación es un proceso habitual del organismo que ayuda a prevenir infecciones y a curar las lesiones, pero la respuesta inflamatoria puede incrementarse y descontrolarse de forma silente y desembocar en varias enfermedades.

Por otro lado, remarcó que las dietas moderadas con proteínas y alto contenido en fibra son útiles para peder peso, partiendo de que "no todas las calorías pesan igual". Algunas calorías tienen propiedades termogénicas, que ayudan a perder calor y energía, y además tienen poder saciante.

"Y es que no todas las grasas son iguales", insistió, a la vez que puso como ejemplo la del tipo Omega 3, presente en el pescado, que reduce el riesgo de diabetes y dolencias cardiovasculares.

"Legumbres, pescado y aceite de oliva" reducen el síndrome metabólico, causante de hipertensión y colesterol, expuso Martínez en otro orden de conclusiones.

El mismo Martínez presentó durante el congreso el estudio 'Obesidad y síndrome metabólico: tratamiento dietético basado en componentes nutricionales específicos'.

A su juicio, una buena alimentación no depende de la calidad y cantidad de los alimentos consumidos, sino que hay que tener en cuenta la distribución de los nutrientes en cada comida para que sea la adecuada y ayude a mantener el equilibrio metabólico.

Fuente: ADN.es

Pautas para mantener una buena nutrición

Pautas para mantener una buena nutrición, sobre todo cuando se tiene una jornada agitada por el ritmo de trabajo o estudios, o ambos.

¿Arduas jornadas? Por la recarga de labores durante el día, en la actualidad jóvenes y adultos tienen una vida agitada y se ven obligados a dividir su tiempo en trabajar, estudiar, dedicarse a la pareja, etc. Pero es precisamente por esta recarga de labores que algunos profesionales descuidan una de las actividades más importantes para mantener la buena salud: la alimentación.
La nutricionista Lisette Vigo de la Clínica San Pablo, nos da algunas pautas para mantener una buena nutrición, sobre todo, para quienes presentan un estilo de vida tan ‘agitado’.
DESAYUNO

No dejes de tomarlo. Su consumo proporciona las energías suficientes para soportar una rutina de desgaste físico y mental, de lo contrario, tu organismo no tendrá el mismo rendimiento en su trabajo ni en la concentración de los estudios. Esta comida debe estar compuesta por:
  • Lácteos: Para proporcionar calcio que refuerza el sistema óseo. Pueden ser: Queso, leche, yogurt, mantequilla, etc.
  • Frutas: Debido a que el estrés oxida los minerales del cuerpo, las frutas frescas, por ser antioxidantes, poseen vitaminas regenerativas para la piel y las células internas. Puede ser en jugo o enteras.
  • Cereales: Gracias al almidón proporcionan calorías que brindan energía al cuerpo. (No olvides consumir algo a media mañana, de preferencia que sea una fruta cítrica. No grasas)
ALMUERZO

Definitivamente es la comida más importante del día. A esta hora es importante el consumo de:
  • Carnes: Infaltable. Entre sus beneficios están las proteínas, el hierro y el fósforo, que contribuyen a la retención, el desarrollo de la memoria y a la concentración. Pueden ser: pollo, pescado, carnes rojas, etc.
  • Almidones: Al igual que en el desayuno, son recomendables para mantener actividad física. Arroz, tallarín y otros.
  • Verduras: No pude ser ausente en su almuerzo una ensalada o una sopa de verduras para complementar la alimentación balanceada. Reduce las aceleraciones cardíacas provocadas por la ansiedad. La lechuga, la zanahoria, el nabo, el rabanito, entre otros.
CENA

Si eres de las personas que llega muy tarde de trabajar y estudiar, entonces evita consumir alimentos en grandes cantidades. Un jugo surtido será suficiente. Recuerde que es más recomendable ir a dormir, por lo menos, tres horas después de haber comido.

DATOS

  • Evite consumir mucha gaseosa. Este producto produce obesidad.
  • Duerma ocho horas al día.
  • Realice ejercicios constantemente por lo menos tres veces por semana.
Fuente: peru21.pe

El calcio y la vitamina D no reducen el colesterol


Quienes quieren mejorar la salud cardíaca con un descenso de los niveles de colesterol, no deberían recurrir a los suplementos de calcio y vitamina D, según un nuevo estudio.

A pesar de los anuncios de sus beneficios, las evidencias que los respaldan son débiles, aseguró a Reuters Health el doctor Swapnil Rajpathak, del Albert Einstein College of Medicine, en Nueva York.

Los niveles altos de colesterol y otros lípidos (grasas sanguíneas dañinas, como los triglicéridos) son factores de riesgo de la enfermedad cardíaca, la principal causa de muerte en Estados Unidos.

El calcio es el principal candidato en los esfuerzos de reducir el colesterol porque interfiere con la absorción de los lípidos en el organismo y, quizás, hasta los eliminaría.

De todos modos, sólo se observaron efectos leves en unos pocos y cortos ensayos clínicos. La relación entre la vitamina D y los lípidos es aún menos conocida, resumió el equipo de Rajpathak en el American Journal of Clinical Nutrition.

El equipo buscó información más sólida en un estudio de largo plazo: Women's Health Initiative, en el que identificó a 1.191 mujeres posmenopáusicas.

Los especialistas las dividieron al azar en dos grupos, a la mitad se les indicó tomar un suplemento diario de calcio (1.000 miligramos) más vitamina D (400 UI) y el resto tomó un placebo.

A los cinco años, no hubo diferencias entre ambos grupos en ninguno de los lípidos evaluados, incluido el colesterol total, el colesterol LDL o "malo", los triglicéridos y el colesterol HDL o "bueno".

Ambos grupos en el ensayo tuvieron reducciones relativamente pequeñas en cada lípido evaluado, incluido el colesterol "bueno".

Sin embargo, el estudio tuvo sus limitaciones. Las participantes eran mujeres mayores, lo que impidió concluir cómo los hombres o las mujeres jóvenes responderían a los suplementos. Y el hecho de que las mujeres combinaron calcio y vitamina D no permitió diferenciar sus efectos.

"El alto consumo de de calcio y de vitamina D sería útil para otros resultados", dijo Rajpathak. Por ejemplo, cuidar la salud ósea. En cuanto al control de los lípidos, sus recomendaciones no son sorprendentes: tener una alimentación saludable y hacer ejercicio.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, 24 de febrero del 2010.

El ejercicio puede calmar la ansiedad que viene con las enfermedades


Las personas que sufren de ansiedad pueden hallar cierto alivio a través del ejercicio regular, informan investigadores de la Universidad de Georgia.

Con frecuencia, la ansiedad acompaña a enfermedades crónicas como diabetes y enfermedad cardiaca, y esa carga constante puede interferir con el tratamiento de dichas afecciones, señalan los investigadores. "Aunque se podría esperar que los síntomas de ansiedad sean elevados entre individuos que se enfrentan a una afección médica crónica, dichos síntomas podrían no ser reconocidos ni tratados", advirtió Matthew Herring, estudiante de doctorado en el departamento de quinesiología, y autor principal del estudio.

Aunque el papel del ejercicio en el alivio de los síntomas de depresión ha sido bien estudiado, el impacto sobre los síntomas de ansiedad ha recibido, en comparación, poca atención. "Los hallazgos de nuestra revisión añaden al creciente cuerpo de evidencia de que las actividades físicas como caminar o levantar pesas podrían constituir tratamientos económicos y rentables para ayudar a aliviar los síntomas de ansiedad entre los pacientes", apuntó Herring.

Para el estudio, que aparece en la edición del 22 de febrero de la revista Archives of Internal Medicine, el equipo de Herring revisó 40 ensayos que incluyeron a 2,914 personas que sufrían de varias afecciones médicas, como enfermedad cardiaca, esclerosis múltiple, cáncer y dolor crónico por artritis. En 90 por ciento de los estudios, las personas asignadas a un programa de ejercicio mostraron menos síntomas de ansiedad, entre ellos sentimientos de preocupación, temor y nerviosismo, que los no asignados al ejercicio, hallaron los investigadores.

De hecho, se mostró que el ejercicio regular reducía los síntomas de ansiedad en veinte por ciento. "Aunque la mayoría de los grupos de pacientes no tenía puntaciones de ansiedad elevadas al extremo al comenzar con el entrenamiento de ejercicio, los síntomas de ansiedad se redujeron", apuntó Herring.

Hacer ejercicio durante treinta minutos fue más efectivo para la reducción de la ansiedad que periodos de ejercicio más cortos, encontró el estudio. Sin embargo, los programas de ejercicio que duraban entre tres y doce semanas eran más eficaces que los programas que duraban más de doce semanas, anotaron los investigadores.

"Los resultados mostraron que los pacientes eran más propensos a cumplir o no abandonar los programas de ejercicio de menor duración, lo que podría dar cuenta de las mayores reducciones en la ansiedad frente a programas de mayor duración", especuló Herring. "Dicho de otra forma, unos mejores índices de participación resultan en mayores reducciones de la ansiedad".

Tracie Rogers, psicóloga del deporte y del ejercicio y vocera del American Council on Exercise, dijo que la actividad física regular no sólo nos hace sentir mejor, sino que "tiene resultados mensurables en la reducción de la ansiedad".

"El ejercicio no sólo influencia la salud física, sino que también mejora la salud mental", enfatizó.

Y la gente que ya recibe tratamiento para la ansiedad se beneficiaría del ejercicio, aseguró. "Para las personas que manejan ansiedad clínica que están en terapia o toman ansiolíticos, es extremadamente beneficioso participar en un programa de ejercicio", aseguró Rogers. "Tiene efectos reales en la reducción de la ansiedad, al igual que esos fármacos".

Rogers apuntó que los efectos secundarios pueden evitar que la gente tome ansiolíticos. "El ejercicio es una buena alternativa", afirmó.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Matthew Herring, doctoral student, department of kinesiology, College of Education, University of Georgia, Athens, Ga.; Tracie Rogers, Ph.D., sport and exercise psychologist, and assistant professor, Arizona School of Health Sciences, Mesa, Ariz.; Feb. 22, 2010, Archives of Internal Medicine

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO