Una siesta por la tarde podría mejorar su inteligencia


¿Desea sacar la calificación máxima en su próximo examen? Pruebe dormir la siesta a media tarde.

Aunque los hallazgos son preliminares, una nueva investigación plantea que dormir, específicamente una larga siesta por la tarde, prepara al cerebro para recordar cosas. Es como reiniciar una computadora para que funcione sin problemas.

"Dormir no es sólo para el cuerpo. Sino que hace mucho bien al cerebro", afirmó el autor del estudio Matthew Walker, profesor asistente de la Universidad de California en Berkeley.

Walker y colegas dividieron a 39 adultos jóvenes en dos grupos. Al medio día, todos los participantes hicieron ejercicios de memoria que requerían recordar rostros y relacionarlos con nombres. Luego los investigadores realizaron otro ejercicio de memoria a las 6:00 p.m., después de que veinte participantes durmieran una siesta de cien minutos durante el descanso.

Los que no durmieron la siesta tuvieron un rendimiento de alrededor diez por ciento menos en las pruebas que los que sí la durmieron, destacó Walker.

Hubo otra peculiaridad más: la capacidad de las personas para recordar se reduce normalmente en casi diez por ciento entre el medio día y las 6 p.m., pero los que durmieron la siesta no experimentaron ese declive.

La estructura del estudio sugiere que una fase del sueño en que no se sueña, por la que pasaron los que durmieron la siesta, mejora la memoria, apuntó.

"Ésta es otra evidencia más de que dormir juega un papel crítico en el procesamiento de la memoria", destacó. "Este estudio nos proporciona más pruebas de que dormir no sólo es importante después del aprendizaje, sino que es necesario antes del aprendizaje para preparar el cerebro para procesar la información".

Sin embargo, es importante dormir el tiempo suficiente para que el cerebro tenga la oportunidad de experimentar varios ciclos del sueño, destacó. Mediante pruebas de electroencefalografía para registrar la actividad eléctrica en el cerebro, los investigadores determinaron que la restauración de la memoria parece ocurrir entre el sueño profundo y el estado de sueño, llamado movimiento ocular rápido o MOR.

"La capacidad del cerebro para absorber información no siempre es estable", dijo Walker. "La capacidad del cerebro es un tanto similar a la de una esponja. Podría saturarse con un aprendizaje continuo a lo largo del día".

Jessica Payne, profesora asistente de la Universidad de Notre Dame, dijo que los hallazgos del estudio "se añaden a algo que ya sabíamos sobre la importancia del sueño".

Un mensaje de la investigación, apuntó, es que el sueño puede ser valioso para los "estudiantes y para las personas que tienen problemas de memoria debido al envejecimiento".

Otra investigación reciente sugiere que dormir puede ayudar a pensar de forma más creativa, a tener mejor capacidad de memoria a largo plazo y a preservar memorias importantes.

Se tenía previsto presentar los hallazgos del estudio el domingo en la reunión anual de la American Association for the Advancement of Science en San Diego.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Matthew Walker, assistant professor, psychology and neuroscience, University of California at Berkeley; Jessica Payne, assistant professor, psychology, University of Notre Dame, Indiana; Feb. 21, 2010, presentation, American Association of the Advancement of Science annual meeting, San Diego

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO