Los niños que crecen con padres fumadores tienen más tendencia a ser alérgicos


Si hay algo probado, mal que les pese a los fumadores, es que los tóxicos que emanan los cigarrillos pueden permanecer durante muchas horas en un mismo ambiente, especialmente cuando se trata de uno cerrado o pequeño.

A fin de conocer las consecuencias derivadas de la inhalación involuntaria de sustancias tóxicas, investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia), llevaron adelante un estudio que duró 5 años. ¿Las conclusiones? Que la exposición al humo de segunda mano durante la infancia aumenta el riesgo de alergias en niños.

El método de indagación consistió en cestionarios que los padres llenaron en diversas oportunidades, cuando los más de 2.500 chicos involucrados en la muestra tenían dos meses, uno, dos y cuatro años.

También se recolectaron muestras de sangre, y así los científicos determinaron que ante la presencia de humo de tabaco en el hogar los niños presentaban niveles por encima de lo normal de Inmunoglobulina E (IgE). Una sustancia que libera el sistema inmunológico cuando una persona se encuentra expuesta a un factor nocivo.

En presencia de un alergeno, el nivel de IgE aumenta como consecuencia de la sensibilidad y es entonces cuando se desencadenan una serie de procesos liderados por el sistema inmune y que provocan los reconocidos síntomas de la alergia.

De las conclusiones de los profesionales del Instituto Karolinska, se desprende que alrededor del 20% de los padres encuestados fumaba tras el nacimiento de su hijo, mientras que el 4% de los niños estaba expuesto al humo de segunda mano como resultado del uso de tabaco por parte de ambos progenitores.

Además, el 25% de los chicos mostró altos niveles de IgE a los 4 años, y el 15% de ellos resultó alérgico a los alergenos inhalados en el humo de los cigarrillos.

Finalmente se confirmó que, en comparación con los hijos de no fumadores, los niños expuestos al humo de segunda mano durante el principio de la niñez tenían casi el doble de probabilidades de ser alérgicos a sustancias inhaladas.

Y casi un 50% más de probabilidades de desarrollar la misma condición frente a determinados alimentos.

"Cuando una persona fuma, se está exponiendo a sustancias que provocan el deterioro del estado de salud general, al mismo tiempo que se comprometen numerosos órganos y crece el riesgo de desarrollar diversas afecciones. Si la exposición comienza de chicos, es peor porque a medida que el contacto con el humo se vuelve más frecuente, la adicción aumenta", explica desde Buenos Aires Alejandro Videla, Servicio de Neumonología del Departamento de Medicina Interna del Hospital Universitario Austral.

"Las personas que están expuestas al humo ajeno son fumadores pasivos y tienen un riesgo muy alto, aunque menor que los activos, de padecer un evento cardiovascular", consignó al respecto el doctor Ricardo Rey, médico cardiólogo, jefe del Servicio de Cardiología Preventiva y Definición Precoz de Ateroesclerosis del Hospital Italiano de Buenos Aires (HIBA).


www.neomundo.com.ar

Adelgazar rejuvenece la estructura del corazón


Un estudio británico se ala que perder mucho peso rejuvenece la estructura física del corazón y no hace diferencia si el peso se pierde por una cirugía o por hacer dieta.

Los músculos cardíacos de las personas, que comenzaron con un índice de masa corporal (IMC) promedio de 40, se hicieron notoriamente más delgados y más eficientes cuando redujeron su IMC a 32,2 en un solo a o, según un informe publicado en "Journal of the American College of Cardiology".

"Tanto la dieta como la cirugía bariátrica condujeron a reducciones significativas comparables" en las anormalidades y las fallas en la estructura cardíaca, según informaron los investigadores de la University of Oxford (Reino Unido).

La cirugía bariátrica está diseñada para inducir la pérdida de peso reduciendo la cantidad de alimento que puede comer la gente, la cantidad de comida que pueden metabolizar o ambos procedimientos.

La pérdida de peso de 21 kg de promedio lograda por las 37 personas obesas del estudio, "típicamente es lo que se observa en la cirugía bariátrica", señaló el Dr. Philip R. Schauer, director del Cleveland Clinic Bariatric and Metabolic Institute (Estados Unidos)

El Dr. Schauer anotó que muchas de esas personas obesas perdieron ese peso comiendo menos, y lo consideró "bastante inusual que alguien haga dieta y logre ese efecto. Fue un subconjunto muy especial".

Además, el problema con la pérdida de peso por la dieta es que "la recuperación de peso es la norma, mientras que para la cirugía bariátrica hay amplia evidencia de que se mantiene la pérdida de peso", aseguró el Dr. Schauer.

Cambios satisfactorios

Los investigadores de la Oxford usaron IRM cardíaca, una técnica especial de rayos X para obtener información detallada sobre la estructura de los corazones, no solo de los 37 participantes obesos, también para los 20 voluntarios de peso normal, cuyo IMC promedio era de 21. Hallaron que las paredes de los ventrículos izquierdo y derecho, las cámaras que bombean sangre desde el corazón, eran significativamente más gruesas entre las personas obesas. También hallaron una capacidad reducida para que el corazón conserve sangre en la diástole, el punto de reposo del latido cardíaco, entre los obesos.

Un año después, luego de la pérdida de peso, los músculos cardíacos de las personas obesas eran de menor tamaño y sus corazones pudieron sostener más sangre. El engrosamiento de la aorta, la arteria principal del corazón, también se redujo sustancialmente luego de la pérdida de peso.

"Estos hallazgos ofrecen un mecanismo potencial para la reducción de la mortalidad vista en la pérdida de peso", explicaron los investigadores.


diariosalud.net

Los cereales, las palomitas de maíz y los refrigerios de granos integrales abundan en antioxidantes


Comerse un tazón de su cereal favorito todos los días es una magnífica fuente de antioxidante, según muestra una investigación reciente.

Joe Vinson, profesor de química de la Universidad de Scranton en Pensilvania, y su equipo han encontrado que casi todos los cereales de desayuno de grano integral y muchos refrigerios comunes basados en granos contienen cantidades sustanciales de polifenoles, una forma de antioxidantes que se cree tienen importantes beneficios de salud. Vinson tenía programado presentar sus hallazgos el martes en la reunión anual de la American Chemical Society, en Washington, D.C.

"Los cereales son ricos [en cosas buenas]", apuntó Vinson, quien evaluó más de treinta marcas y tipos de cereales de desayuno encontrados en los supermercados. "Todos contienen polifenoles".

Los granos enteros son la principal fuente de polifenoles en los cereales de desayuno, y dado que casi todos los cereales contienen al menos algo de grano integral, es de suponer que los consumidores deben considerar hacer de estos cereales una parte regular de su dieta, señaló Vinson, añadiendo que no recibió financiación del sector alimentario para su estudio.

"Las investigaciones anteriores consideraron que la fibra era el ingrediente activo de estos beneficios en los granos integrales, el motivo por el que podrían reducir el riesgo de cáncer y enfermedad de la arteria coronaria", señaló Vinson. "Pero hace poco, los polifenoles emergieron como un compuesto potencialmente más importante. Los cereales de desayuno, la pasta, las galletas y los refrigerios salados constituyen más del 66 por ciento de la ingesta de granos integrales en la dieta de EE. UU.", agregó.

"Encontramos que, de hecho, los productos de granos integrales tienen antioxidantes por gramo comparables a las frutas y verduras", aseguró Vinson. "Este es el primer estudio en examinar los antioxidantes fenoles totales en los cereales de desayuno y refrigerios, mientras que estudios previos han medido los antioxidantes libres en esos productos".

Los polifenoles ocurren de forma natural en las plantas, y son el antioxidante más abundante. Tienen propiedades antiinflamatorias, y los científicos piensan que podrían reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, cáncer y otras enfermedades.

Los nutricionistas han recomendado el consumo regular de té verde, vino tinto, frutas, frutos secos y algunas categorías más de alimentos debido a su contenido de antioxidantes. Vinson encontró que los cereales que contenían maíz o avena integrales proveían más polifenoles, alrededor del 0.2 por ciento por el peso de la caja. Los cereales de trigo contenían un promedio de 0.07 por ciento de polifenoles, y los cereales de arroz tenían la menor cantidad, con 0.05 por ciento.

El salvado con pasas tenía la mayor cantidad de polifenoles, con tres por ciento del peso. Sin embargo, Vinson atribuyó la concentración a las pasas, que al igual que otros frutos secos, es una rica fuente conocida de polifenoles.

Otro cereal con una alta calificación fue una mezcla basada en trigo que contiene la especia canela, rica en polifenoles. Vinson no quiso mencionar las marcas que evaluó, pero animó a la gente a añadir frutos secos, pasas y varias especias como la canela a sus cereales para aumentar su contenido de polifenoles.

En cuento a los refrigerios, Vinson encontró que las palomitas de maíz tenían la mayor cantidad de polifenoles (2.6 por ciento), seguido por las galletas integrales (0.45 por ciento). Lamentablemente, la mayoría de chips de tortilla procesada (los favoritos de Vinson) contenían cantidades minúsculas de polifenoles.

Eva To, una dietista registrada que trabaja en White Plains, Nueva York, dijo que consideraba que el estudio era fascinante, pero tenía algunas inquietudes.

"El cereal integral es un magnífico sustituto de las comidas grasientas para el desayuno, o el no desayunar, dado que el desayuno es la comida más importante del día", afirmó To, que se especializa en la gestión de la obesidad y la diabetes. "Pero la moderación es la clave. Muchos cereales contienen ingredientes que tal vez no sean tan buenos, como un exceso de azúcar".

Además, añadió, "es fácil comer demasiados cereales. Seguir las sugerencias del tamaño de la porción es muy importante".

Para Vinson, los beneficios de comer más cereales podrían sobrepasar lo negativo.

"Siempre pensamos en frutas y verduras como la principal fuente de polifenoles", dijo. "Pero mucha gente, sobre todo los estudiantes, no comen las suficientes. Este es un producto que es muy familiar en la dieta y que le gusta a la gente. Podemos exhortar a los niños a comer más granos integrales".


FUENTE: Joe Vinson, Ph.D., University of Scranton, Scranton, Pa.; Eva To, nutritionist, White Plains, N.Y.; Aug. 18, 2009, presentation, American Chemical Society annual meeting, Washington, D.C.

Las enfermedades de la piel también afectan al estado de ánimo


La relación entre la mente y la piel es muy estrecha, tanto que los pacientes con enfermedades dermatológicas tienen un 20% más de alteraciones psiquiátricas que el resto de la población. Sufren depresiones, ansiedad, inseguridades, aislamiento social... La mayoría tiene episodios depresivos y valora su calidad de vida de forma negativa, según varios estudios.

El acné, la psoriasis, la dermatitis atópica, la alopecia, el vitíligo o los angiomas son algunas de las patologías dérmicas que más afectan psicológicamente a la población, precisamente porque "se presentan en las zonas visibles del cuerpo [la cara y las manos]", afirma a elmundo.es Conrado Pujol, jefe de la Unidad de Dermatología del Hospital La Fe de Valencia.

En el caso de la psoriasis, "los pacientes muestran miedo ante la posibilidad de padecerla: ¿No será
psoriasis doctor?", comenta el doctor Pujol. Esto se debe, según explica el dermatólogo, a que se trata de una afección crónica.

A menudo, "los pacientes con
psoriasis pasan por varias fases: rebeldía, negación y aceptación.

Es importante que sepamos entender sus reacciones y sus estados de ánimo para facilitarles un mecanismo de adaptación y mejorar así los resultados de su tratamiento", argumenta Aurora Guerra, editora del primer volumen de la trilogía Dermatología Psiquiátrica: 'De la mente a la piel', que aborda las principales patologías psiquiátricas y su reflejo en la piel.

La afectación psicológica depende de la edad en que surge la enfermedad y de la propia personalidad del paciente. Según el doctor Conrado Pujol, "si aparecen en la pubertad, pueden causar personalidades solitarias e introspectivas; o agresivas y antisociales. Si aparecen en la edad adulta, podría asociarse con ansiedad, inseguridad,
depresión o insomnio".

El
acné "se asocia a depresión, ansiedad, retraimiento social incluso a ideas suicidas. Más del 10% de los jóvenes deja de salir de casa, más del 15% de los casos influye en los estudios y el 30% tiene problemas con los compañeros", comenta el dermatólogo. Además, se sienten acomplejados (40%), menos atractivos (cerca del 50%) y les cuesta relacionarse con el sexo opuesto (70%).

Percepción negativa de su calidad de vida

Las alteraciones que se presentan en la cara son las que más problemas psicológicos causan. Araceli se quemó los pómulos y la barbilla a los nueve años y desde entonces se ha sometido a numerosas intervenciones quirúgicas para suavizar sus cicatrices. "A los 18 años, no quería salir de casa. Creía que ningún chico se fijaría en mí. Ahora, con 49 años, estoy casada y tengo un hijo".

Varios estudios señalan, y así lo avala también un trabajo realizado por un equipo español de la Universidad de Oviedo y publicado en la revista Psicothema, que las patologías dérmicas afectan a la calidad de vida de los pacientes, concretamente en actividades de la vida cotidiana como las labores del hogar, el cuidado personal, la interacción social, las actividades de recreo, movilidad, sueño, descanso y trabajo.

En el caso de Araceli, no sólo le afectaba en sus relaciones personales sino también en su ambiente laboral. "Cuando empecé a trabajar me enteré de que una compañera decía a mis espaldas que no entendía cómo podía salir de casa con esta cicatriz. Me afectó tanto que no dejé de llorar en un mes".

Según se desprende del trabajo español, la sintomatología depresiva que subyace en estas personas deriva en reacciones emocionales alteradas, falta de energía, aislamiento social y alteraciones en las relaciones sexuales. Concretamente, los pacientes con psoriasis y rosácea tienden a presentar ansiedad.

Cuando la enfermedad de la piel no es la causa

Pero la mente, además de recibir mensajes de la piel, también los envía. En ocasiones, las alteraciones dermatológicas no son la causa sino la consecuencia de enfermedades mentales.

Así, por ejemplo, lo que puede parecer una dermatitis resulta finalmente la consecuencia del rascado intenso y continuo que el individuo, inconscientemente, realiza sobre una zona del cuerpo debido a una situación de nervios. Es lo que se conoce como patomimia, un tipo de dermatitis en la que el trastorno mental es el único origen de la alteración cutánea. "Detrás puede haber alucinaciones (creen tener bichos), esquizofrenias...".

Otra de las patologías que derivan de un trastorno psiquiátrico y se manifiestan en la piel es la tricotilomanía, una alopecia traumática en la que el propio individuo tira de sus cabellos con el fin de arrancarlos. "Habitualmente, el paciente acude, en primer lugar, al dermatólogo y éste puede encontrarse en un dilema diagnóstico cuando el enfermo no es consciente de su papel en la pérdida del cabello", aclara la doctora.

En muchos de los pacientes psiquiátricos, "la necesidad de atención psíquica se presenta a través de la piel, un órgano que somatiza con mucha facilidad", declara Aurora Guerra.

Para abordar estos casos lo más satisfatoriamente posible, los expertos apuestan por un trabajo conjunto. Es decir, el resultado de la terapia de, al menos, un tercio de los pacientes que acude al dermatólogo depende en gran medida del tratamiento de los factores emocionales. Cuando el dermatólogo observe sintomatología depresiva o cualquier otro indicativo de afectación emocional, resultará conveniente que remita al paciente a un especialista en Psicología o Psiquiatría.
doctorperu.com

¿Es la obesidad una enfermedad infecciosa?


La obesidad se ha convertido, en los países del Primer Mundo, en la gran epidemia de este siglo. Pero sigue siendo una gran desconocida para los investigadores. ¿Cuáles son sus causas? ¿Por qué hay personas que tienen más tendencia a engordar que otras? Algunas investigaciones realizadas hasta ahora descubren una nueva hipótesis: que se trate de una enfermedad infecciosa, causada por bacterias.

Un estudio realizado en Boston (EEUU) puede arrojar algo de luz sobre esta cuestión. Según se recoge en la revista 'Journal of Dental Research' (JDR), se ha comprobado que las mujeres obesas tienen una bacteria en la boca que las que están en su peso no poseen. El trabajo se realizó con 313 mujeres con una masa corporal de entre 27 y 32 (el índice normal se sitúa entre los 20 y 25) y analizando los resultados de sus muestras de saliva surgió la pregunta: ¿qué posibilidad hay de que el aumento de peso esté directamente relacionado con la flora de la mucosa oral?

Los niveles de diversas bacterias eran diferentes entre las mujeres con sobrepeso y las saludables, pero una en concreto, la 'Selenomonas noxia', aparecía en la saliva de un 98'4% de las obesas, una cifra muy elevada que los expertos creen que se debe tener en cuenta.

Las bacterias, sospechosas habituales

Esta bacteria es una de las causantes de la periodontitis, tanto en niños como en adultos; y también se ha encontrado de manera considerable en mujeres que recientemente han dado a luz a niños prematuros y por debajo de su peso.

A pesar de ello, el trabajo resulta "interesante" para el doctor Felipe Casanueva, director ciéntífico del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CiberOBN), puesto que está relacionado con toda una serie de estudios que se han realizado investigando las causas de esta enfermedad. La gran mayoría de ellas se han realizado, hasta el momento, con ratones. Pero mantiene la cautela: "Se tiene que completar. Se han analizado pocas bacterias y en un reducido grupo de personas. Pero la obesidad nos atenaza de tal manera que cualquier pista hay que seguirla". Y este estudio desvela una más, de ahí su relevancia.

La investigación más reseñable descubrió que los ratones obesos tienen una flora microbiana intestinal diferente a la del resto. Los investigadores llegaron a la conclusión de que esta flora poseía la capacidad para cosechar calorías de la dieta. Además, al transferir la flora de ratones, tanto obesos como delgados, a los que se habían criado en un entorno estéril, la que provenía de los obesos favorecía un aumento significativamente mayor de grasa en los destinatarios.

Por tanto, que las bacterias tienen un papel fundamental en la obesidad parece algo cada vez más claro.

Una enfermedad de este siglo

"Si observamos el mapa de la obesidad, ésta se parece más a una infección que a una enfermedad", añade el director científico del CiberOBN, y es por ello que "se sospecha" que este trastorno puede tener que ver con "el microorganismo".

"La única explicación que tenemos actualmente", prosigue Casanueva "es el cambio que ha experimentado el mundo en tan sólo 50 años. Por primera vez, el hombre ya no pasa hambre ni gasta energía para conseguir alimentos". Así, al sedentarismo se le une un exceso de alimentación. La cuestión a resolver, según afirma, es ¿por qué el ser humano no para de comer cuando ha ingerido suficientes alimentos? "Nos faltan mecanismos que nos defiendan", puesto que es un problema reciente al que el organismo humano nunca se había tenido que enfrentar.

Los investigadores del estudio, liderados por J.M. Goodson, afirman que la relación entre la obesidad y las bacterias orales es mucho más compleja y variada, y que puede ser circunstancial. El doctor Casanueva, por su parte, se pregunta "¿la 'Selenomonas noxia' es una causa o una consecuencia?" De todos modos, este estudio es un paso más en el largo camino para desentrañar los misterios de una de las enfermedades más comunes pero, también, más desconocidas de nuestra sociedad.
fuente: elmundo.es

La formación y alimentación del infante regirán la salud del adulto



Los excesos o deficiencias presentados durante los primeros años de vida pueden ocasionar secuelas que se manifiestan al comenzar a envejecer.

Sólo proporcionándoles a los niños los nutrientes necesarios para su óptimo desarrollo físico e intelectual y el correcto funcionamiento de su organismo, se le puede garantizar al adulto una vida saludable. El cuerpo humano es como un archivo y los excesos o deficiencias que experimentamos durante los primeros años de vida pueden tener secuelas en la adultez.

Durante los primeros meses de vida, el consumo de sustancias como la luteína -presente en las frutas, verduras, leche materna y fórmulas lácteas infantiles- adquiere una importancia vital en la formación del sistema ocular, ya que actúa como fotoprotector, neutralizando la acción de los radicales libres que ocasionan daño en la retina, especialmente de los niños a temprana edad.

Una vez sintetizado este carotenoide, se concentra en el cristalino y la mácula: regiones de la retina de máxima discriminación y agudeza visual. La doctora Mary Luz Sánchez, especialista en oftalmología pediátrica, comentó que la luteína es conocida como el nutriente protector de los ojos, debido a que evita el daño retiniano producido por factores externos.

En los recién nacidos, el cristalino es más trasparente y vulnerable que en los adultos. La acción de la luteína es fundamental para un desarrollo óptimo de la visión, evitando así futuras complicaciones. La especialista en oftalmología infantil explicó que, a largo plazo, el consumo de dicho nutriente ayuda a prevenir enfermedades como la catarata y la degeneración macular, patologías que se desarrollan en la adultez y son causadas por la fotoxidación de proteínas.

La doctora Sánchez, señaló que la lactancia materna proporciona altas cantidades de luteína y es el alimento ideal para los niños durante los primeros meses de vida. En casos muy puntuales en los que la madre no está en capacidad de amamantar, se puede alimentar al bebé con fórmulas lácteas infantiles, que emulen la leche de la madre y le proporcionen al pequeño una adecuada combinación de biofactores necesarios para cubrir sus requerimientos nutricionales.

Protección fácil de obtener

• Los vegetales verdes son la principal fuente de luteína, especialmente la espinaca y brócoli, además de otros alimentos como el maíz y la yema de huevo.
• El consumo de entre 6 y 14 miligramos de luteína al día está asociado con una disminución de hasta un 50% de riesgo de degeneración macular relacionada a la edad y catarata; para alcanzar esta concentración es necesario consumir 5 raciones de vegetales al día.
• Además de su efecto fotoprotector de la vista, la luteína protege la piel de los daños causados por los rayos ultravioleta y reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular.


fuente: analitica.com

El zumo de mandarina previene de crisis cardiovasculares en los niños


El zumo de mandarina "mejora el estado antioxidante de los consumidores y puede disminuir el riesgo cardiovascular en niñas y niños", según un nuevo estudio del departamento de Pediatría, Obstetricia y Ginecología de la Universitat de Valencia.

"La investigación ha examinado los efectos del consumo regular de zumo de mandarina en 48 niños con altos niveles de colesterol de entre 8 y 12 años", ha explicado la principal investigadora del estudio, Pilar Codoñer.

Ha señalado que tras administrarles un suplemento de medio litro diario de zumo de mandarina durante cuatro semanas sin modificar su dieta habitual "los niveles de estrés oxidativo (un desequilibrio que disminuye la capacidad del cuerpo para eliminar los excesos) en sangre habían disminuido significativamente".

El estudio ha demostrado un aumento de la defensa antioxidante como resultado del suplemento dietético de zumo de mandarina, "lo que puede repercutir en una disminución del riesgo cardiovascular".

Sin edulcorantes ni conservantes

Aunque algunas investigaciones han sugerido que los zumos de frutas favorecen la obesidad de los niños, el estudio desarrollado por la UV ha constatado que el peso de los niños no había modificado tras el experimento.

Esto se debe a que el zumo usado era natural, sin edulcorantes ni conservantes y por ello diferente a los jugos industriales.

Como conclusión, los autores del estudio, publicado en el último número de la revista "Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition" , han indicado que el zumo de mandarina, combinado con otros factores relativos a la dieta y al estilo de vida, "puede protegernos de las enfermedades ateroscleróticas, actualmente la causa de la mayor mortalidad en el mundo occidental".


fuente: doctorperu.com

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO