En Jujuy, 1 de cada 643 niños atendidos en el Servicio de Salud Escolar, en 2008, son hipertensos u obesos


Entrevistada en exclusiva por nuestro medio, la Dra. Teresa Garrott, Jefa del Servicio de Salud Escolar del centro sanitario, expresó que “el total de niños que fueron atendidos el año pasado es de 6491 niños, 3.333 de sexto grado y 3.158 de jardín, de ellos, el 90% de los chicos tenía una presión normal, con un percentilo 50, la presión normal, después, el resto de esos chicos fue derivado, nos hemos quedado con lo que es percentilo 99, que consideramos hipertensión, con 9 niños de sexto grado, de 11 años, y, con respecto a los de jardín, nos encontramos con que el 90% de los chicos, también, para dar un número entero, es normal, y nos quedamos con 5 niños con presión elevada, que también concurren al cardiólogo, considerando un percentilo 99 de presión arterial”.



Garrott comentó además que, en el mismo control realizado, los niños “son pesados y se determina su talla, y los chicos de 11 años, de sexto grado, son percentilados por el índice de masa corporal; volviendo al número, que son más de 6 mil, en general, el 14%, tanto de jardín como de sexto grado, tienen sobrepeso; a los padres de estos chiquitos se les solicita, cuando pasan al pediatra, una serie de análisis para poderlos controlar, y nos hemos llevado muchas sorpresas porque, de estos niños, ha regresado un alto porcentaje de niños con sus análisis, y ahí hemos obtenido, y hemos quedado sorprendidos, con un 17% de chicos con un colesterol superior a 200 en sexto grado, y con triglicéridos superior a 160, el 15%”.



Según lo expresado por Garrott, otro tema que preocupa es la diabetes, aunque “todo niño que esté en el límite de 1.10 lo derivamos a especialistas, no le podemos hacer un seguimiento porque no tenemos capacidad operativa para eso, entonces, lo que hacemos es detectarlo, y después lo derivamos si el chiquito presenta sobrepeso, y todos los análisis nos dan normales, los derivamos al control de una nutricionista, pero todo chiquito que tenga problemas en los resultados de su laboratorio es enviado a un especialista que la mamá esté dispuesta a ir, o al Hospital de Niños, donde recibirá toda la atención y la orientación que la mamá tiene que tener para hacer el seguimiento de su hijo porque, cuanto más temprano uno lo detecte y lo ponga bajo control, porque esto no significa que el niño tenga que hacer una dieta estricta para bajar de peso, si el chico aprende a alimentarse en forma sana y realiza actividad física y no tiene otro problema, tendremos un adolescente o un adulto joven sano, pero, si lo dejamos pasar y no nos hacemos cargo, la cosa seguirá, y llegamos a adultos con muchos problemas, problemas serios, y estamos llegando tarde”.



Garrott además indicó, en relación a los controles, que “el niño pasa por varios servicios, y cuando concurre a la parte de antropometría, que es tamaño, peso y talla, la enfermera también le toma la presión arterial, una vez tomados esos datos recién pasa al control de la pediatra, y circula por el resto de consultorios; lo que se produce mucho es la hipertensión que llamamos “del guardapolvos blanco” al chiquito le toma la presión la enfermera, no sabe qué es el aparato, se asusta, y tenemos picos de hipertensión; una vez el chiquito detectado con ese tipo es derivado a control en un ambiente donde él se sienta cómodo, que generalmente se lo deriva a un puesto de salud cercano a su casa, y ahí se le controla dos veces al día durante 3 días la presión arterial, la mamá tiene que volver con esos resultados del niño, que si nos dan normales, que descendió, entonces se le da el alta pero, si ese chiquito se mantiene en los niveles que se tomaron acá, es derivado a cardiología, y, a partir de ahí, ya forma parte de los controles que determina el cardiólogo, ya no regresa a salud escolar sino que se hace cargo el servicio de cardiología”.



jujuyaldia.com.ar

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO