5 problemas que alteran la visión


Los problemas visuales cada vez tienen menos peligrosidad. Así lo señalan médicos oftalmólogos cuando se refieren a los nuevos tratamientos con base en los equipos de última tecnología. El Excimer láser, el equipo Infiniti, pentacam, ecosonógrafos..., que ya operan en el Ecuador, mejorar las correcciones oftalmológicas.

“Con ellos (los nuevos aparatos), las cirugías de cataratas, por ejemplo, tienen resultados que llegan hasta a un 100%”, señala el médico de Consultores Oftalmológicos, José Pitarque. Uno de los avances en esta materia es la aplicación de los lentes oculares con aberturas milimétricas en las córneas. Eso permite que posterior a la cirugía ya no se utilice ningún tipo de gafas. A más de la catarata, cuatro problemas son más frecuentes a nivel visual. Allí se citan, por ejemplo, la miopía, hipermetropía, astigmatismo y glaucoma, que tienen nuevos tratamientos.


La miopía, con origen genético
Si tiene dificultades para ver los objetos que se encuentran lejos, no pase por alto. El médico oftalmólogo Byron Sancho sostiene que la falla en la visión puede ser miopía. Este problema médico, que se presenta por factores genéticos, se manifiesta en el momento en que las imágenes se proyectan por delante de la retina. Es frecuente cuando el tamaño de los ojos es más grande de lo normal.

Generalmente se desarrolla en la etapa escolar y se estabiliza a los 20 años. Los síntomas son visión borrosa del objeto distante, dolor de cabeza, tensión ocular. Sancho sostiene que existen tres tipos de miopía: moderado, alto y agudo. Este último puede llevar a la pérdida de la visión por daños en la mácula, una mancha amarilla ovalada ubicada en la retina y que permite percibir detalles finos del entorno.

De allí que los médicos sugieren que desde la infancia se realicen exámenes oftalmológicos, por lo menos una vez al año.


No ver de cerca deja secuelas
La hipermetropía, cuyo origen es hereditario, crea un problema visual contrario a la miopía. Es decir, las personas afectadas tienen dificultad para ver objetos cercanos. Se presenta porque el poder de enfoque que tiene la córnea y el cristalino es menor de lo normal.

El síntoma más importante de la hipermetropía es el dolor de cabeza, que se vuelve más frecuente con el avance del mal. En Ecuador, el tratamiento ha mejorado a tal punto de que existen equipos como el Excimer Láser que permite la recuperación total del funcionamiento visual.

El médico oftalmólogo José Pitarque señala que con este nuevo sistema apenas el 2% de los pacientes requiere de una nueva intervención. Esto -sostiene- porque no siguieron los cuidados posteriores, por ejemplo.

Una cirugía lleva 15 minutos, a diferencia del sistema convencional, que tomaba hasta 30 minutos. Además, es ambulatoria y no requiere internamiento.


El dolor de cabeza es un aviso
El astigmatismo es una distorsión de la visión que se produce porque la córnea tiene una forma dispareja.

Los médicos explican que cuando una persona padece este cuadro clínico la visión está borrosa permanentemente.

Es hereditario, aunque en algunos casos se puede producir después de un trasplante de córnea o cirugía de cataratas. Y puede ir acompañado con miopía o hipermetropía.

Existen tres tipos. El simple aparece en un solo eje de la visión. El compuesto, además de afectar a un eje, se asocia a la miopía o la hipermetropía. Y el mixto se produce cuando un eje se enfoca delante de la retina y otro detrás de ella.

La sintomatología más frecuente es la percepción de las imágenes distorsionadas. Sin embargo, a menudo puede causar dolores de cabeza o molestias oculares. Las señales que da la enfermedad dependen de la edad y del tipo de astigmatismo.


La presión ocular da glaucoma
El glaucoma es una enfermedad de los ojos que disminuye los niveles de visión de manera gradual. No presenta síntomas, pero repentinamente el paciente puede dejar de ver. Se origina por el incremento de la presión dentro de los ojos. Esta destruye las células nerviosas produciéndose una ceguera permanente.

Los factores de riesgo para el glaucoma incluyen la vejez, tener familiares que ya padecieron esta enfermedad, padecer presión elevada en los ojos, diabetes, hipertensión y miopía.

El glaucoma primario de ángulo abierto (se presenta en el 90% de los casos) aparece entre los mayores de 55 años, personas que sufren diabéticos y aquellos que tienen miopía. El tratamiento puede controlarse con medicación, cirugía de láser, implantación valvular que facilite el drenaje. El glaucoma de ángulo cerrado (crónico o simple) es menos frecuente y se manifiesta con dolor ocular.


La catarata agudiza la ceguera
La catarata es el cuadro más frecuente que afecta la visión. Se trata de la pérdida de la transparencia que tiene el cristalino. Este órgano no es más que un lente natural y transparente que reposa detrás de la pupila y sirve para enfocar nítidamente todos los objetos.

El médico oftalmólogo Byron Sancho señala que se presenta especialmente en personas mayores de 55 años. “Ellos notan una disminución progresiva de la visión”. Y añade que esta es una de las causas para que se presente una ceguera total.

Los equipos médicos avanzados frenan el avance de la catarata y permiten colocar lentes milimétricos.

Las causas son varias: hereditario, diabetes, lesiones, exposición prolongada al sol. De allí que los médicos sugieren utilizar gafas con protección ultravioleta recomendadas por especialistas. En caso de diabetes, la aplicación de insulina frena el daño de los vasos sanguíneos.

Seja o primeiro a comentar

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO