Intoxicaciones y alergias pueden provocar medicinas malogradas por calor

Intoxicaciones, vómitos, reacciones alérgicas y hasta pérdida de la conciencia puede ocasionar el uso de medicamentos almacenados en el hogar de manera inadecuada durante el verano, cuando el intenso calor y la luz solar podrían provocar su descomposición, advirtió el Ministerio de Salud.



El especialista de la Farmacia Institucional de la Digemid, Aldo Álvarez Risco, indicó que si el calor afecta las medicinas almacenadas, éstas no solo perderían sus efectos terapéuticos, sino que también podrían ser peligrosos para la salud de las personas que los ingieran.

“Los medicamentos deben guardarse de manera adecuada no solo en verano. Se deben guardar tomando en cuenta las recomendaciones de almacenamiento señaladas en el envase pues, de lo contrario, pueden descomponerse como consecuencia de las condiciones climáticas y su uso podría afectar la salud de las personas”, explicó.

Entre los principales efectos que podrían ocasionar los medicamentos deteriorados por el calor están, las intoxicaciones, vómitos, reacciones alérgicas, dificultad respiratoria, cólicos, mareos y pérdida de la conciencia.

¿Cómo evitar que se malogren?

El especialista de la Digemid informó que los medicamentos que más se descomponen en el verano son las cremas y gotas oftálmicas, los jarabes, inyectables y pastillas y dio una serie de recomendaciones a la población para evitar que esto suceda.

“Para evitar la descomposición de los medicamentos es recomendable guardarlos en lugares frescos, alejados del calor, la luz del sol y la humedad, es decir a una temperatura ambiente que puede variar entre los 15 y 25 grados centígrados, o en un botiquín", refirió.

Por otro lado, añadió, las vacunas, antitoxinas, insulina, colirios y algunos antibióticos requieren refrigeración (entre 2 y 8 grados centígrados, en la parte baja de la refrigeradora) desde su fabricación hasta el momento de su administración al paciente.

Álvarez señaló que para reconocer un fármaco descompuesto basta observarlos detenidamente. “Las cremas, ungüentos y preparados oftálmicos alteran su aspecto, color y olor; las pastillas e inyectables cambian de color y consistencia, los jarabes pueden presentar capas y grumos, mientras que los supositorios y óvulos se derriten".

"La ventaja para las personas es que estos cambios se aprecian a simple vista o al momento de retirarlos del empaque y, si persisten las dudas, se recomienda consultar al químico farmacéutico de la farmacia o botica donde lo recibió o compró”, concluyó.

Fuente: Andina

Cáncer de pene se produce por falta de higiene y virus del papiloma humano

La falta de higiene personal y de circuncisión, así como el virus del papiloma humano (VPH) y una alimentación deficiente, son factores que elevan el riesgo en los hombres de padecer cáncer, de manera particular cáncer de pene.


De acuerdo con Bernardino Miñana, coordinador del Grupo de Urología Oncológica de la Asociación Española de Urología (AEU), el 90% de los casos se da en pacientes con fimosis (un trastorno en el que el prepucio contraído no puede retraerse sobre el glande), en los que resulta más complicado el aseo de esta zona.

Por su parte, Éric Sierra Díaz, urólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (Jalisco), explica que el cáncer de pene es un tumor poco común, sin embargo se considera muy agresivo debido a su gran crecimiento en un corto periodo de tiempo, con consecuencias tan graves como la deformación de los genitales o la muerte.

El primer síntoma del cáncer de pene es la aparición de una pequeña mancha café o un grano pequeño parecido a un barro en el área de los genitales, que en poco tiempo crece y comienza a deformar el pene, llevando al paciente a la incontinencia.

Según el Instituto Nacional de Cáncer (Estados Unidos), otros síntomas que pueden ser indicativos de cáncer de pene son flujo y sangrado, además de cuerpos extraños en el glande o cuerpo del pene.

En este sentido, el coordinador de la AEU recomienda prestar especial atención si aparecen llagas, heridas, enrojecimiento del glande, sobre todo a hombres de los 50 a 60 años, entre quienes es más alto el riesgo del cáncer de pene.

La mejor manera de prevenir esta enfermedad es con una buena higiene, que incluya el baño diario, una alimentación balanceada y a los hombres que no tienen circuncisión, se les recomienda durante el baño retraer el prepucio y lavar el glande con abundante agua y jabón.

Asimismo, se aconseja practicar el sexo seguro, mediante el uso de condón y evitar las múltiples parejas, lo cual ayudará a evitar infecciones como el virus del papiloma humano, que aumenta el riesgo de padecer cáncer de pene.

Fuente: Salud 180

Slideshow: Alimentación y Nutrición

Video Vocacional

Las más buscadas

Notisalud ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOPO